Cosmética sensorial: una nueva experiencia erótica

La importancia del tacto

La piel es nuestro órgano sexual más grande, infinidad de terminaciones nerviosas que se reparten en todos los centímetros de nuestra piel. Muchas se concentran en puntos concretos, es lo que llamamos “zonas erógenas” y suele ocurrir que enfocamos nuestra atención a las zonas erógenas obvias, como los genitales, y nos olvidamos de explorar y reconocer el resto.

Es este trabajo de conocer nuestro cuerpo y el de nuestra pareja más allá de los genitales, lo que se llama “desgenitalización” y enriquece nuestras relaciones sexuales según los expertos.

A través de nuestras manos y el resto de nuestra piel podemos percibir el calor y la textura del cuerpo del otro y proporcionar caricias a la vez que nos concentramos en disfrutar nosotros mismos de darlas.

Los productos que podemos utilizar para hacer este ejercicio van desde los aceites de masaje más básicos, hasta los que juegan con las temperaturas calentándose al contacto con la piel. También podemos utilizar lubricantes de silicona y probar las velas de masaje, que al calor de la llama se derriten en aceite en lugar de en cera que puede aplicarse directamente a la piel ya que no quema y tienen unos olores muy agradables.

Cosmética para el olfato

Aunque somos animales de olfato limitado, los olores nos conectan directamente con la parte más emocional del cerebro. Muchas veces nos ocurre olfatear algo que nos lleva a experiencias anteriores, ¡incluso de nuestra infancia!.

El truco aquí estaría en establecer nuevas relaciones entre olores y situaciones eróticas o aprovechar las que ya existen de experiencias anteriores. Los olores especiados se quedan fijados fácilmente en la memoria, así que la canela por ejemplo puede ser una buena opción.

Las velas aromáticas, los lubricantes de olores y los aceites de masaje con aromas especiados nos ayudarán a estimular la parte más sensorial de nuestro cerebro.

Estimulando la vista

¡No podemos olvidarnos del sentido de la vista! En cosmética sensorial tenemos también disponibles aceites y lociones corporales con un toque de brillo que dan un aspecto satinado a la piel.

Por supuesto podemos echar mano de lencería y tacones, ¿pero has oído hablar de las pezoneras? A medio camino entre la lencería y la cosmética las pezoneras son unos pequeños discos que cubren los pezones y los adornan, ¿Cómo? Son de distintas texturas, tienen lacitos e incluso pueden estar hechos de cristalitos o perlas.

Saboreando lo erótico

Cualquier sabor que se nos ocurra puede ser el más afrodisiaco del mundo si lo acompañamos con una experiencia realmente erótica.

Utilizando lubricantes de sabores para el sexo oral, por ejemplo! Solo tenemos que elegir entre la amplia gama o ir probando uno a uno.

Existen también unos polvos finos de sabores que podemos extender en el cuerpo y lamerlo. No dejan residuo así que una idea divertida puede ser la de aplicarlo en las zonas que queremos que nos besen y luego invitar a nuestra pareja a descubrirlas.

Otros contenidos del dosier: Sex toys

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test