La pasión en las relaciones largas

En el paso del amor pasional al maduro es cuando muchas parejas sufren una crisis importante o incluso rompen. Y es que puede ser muy duro esa disminución de la pasión, sobre todo cuando un miembro de la pareja lo sufre después que el otro (cosa muy habitual). Relacionamos pasión con amor y al ver que esa intensidad decrece podemos dudar de si nuestros sentimientos son reales.

Las expectativas de pareja

Lo que esperamos de nuestra pareja es, si lo pensamos, tremendamente exigente. Queremos que una sola persona nos lo de todo; que sea nuestro amigo y confidente, que nos aporte seguridad y estabilidad, que nos apoye, nos comprenda y que sea consecuente y predecible, pero también buscamos la aventura, la pasión, la novedad y el cambio. ¡Es imposible satisfacer todas estas necesidades y muchas son contrapuestas!

Esto es relativamente nuevo y puede tener mucho que ver con lo que nos venden en los medios. También debemos pensar que vemos una película de dos horas en la que todo es pasión y amor perfecto, ¿pero qué pasaría si pudiésemos observar a esa pareja en los próximos 50 años?

¡Y es que en los años de las novelas de tipo Romeo y Julieta la esperanza de vida era de 35 años! Estaremos de acuerdo en que no es tan difícil mantener la pasión durante los 15 años que podía durar un matrimonio por aquel entonces. Pero, ahora nuestra esperanza de vida es de 85 años.

Así que buscamos que nuestra pareja cubra todas nuestras necesidades sexuales, afectivas, familiares, emocionales, sociales, etc., durante unos 60 años aproximadamente…Pensándolo así nos damos cuenta de que carece de sentido volcar todas nuestras expectativas en la misma persona.

Buscar continuamente lo que consideramos la perfección en nuestras parejas y sufrir por lo que no tenemos es una fuente de continua frustración. Se trata de valorar lo realmente importante y disfrutar de ello, no de evaluar cada aspecto de la relación y angustiarse si no se ajusta exactamente a nuestras fantasías.

Cómo aumentar la pasión

Las parejas que se quejan de la falta de pasión en sus relaciones hablan de monotonía y rutina. Así que una parte muy importante de la solución está en crear la novedad.

No es necesario vestirnos de enfermera sexy para introducir la novedad en la cama, aunque podemos hacerlo si queremos. Podemos cambiar nuestra personalidad en las relaciones sexuales sin necesidad de disfrazarnos; si siempre tomas el papel pasivo prueba a coger las riendas, si sueles ser activo déjate hacer, probad posturas o nuevas prácticas que no os habéis atrevido hasta ahora.

Muchas veces con solo cambiar el lugar donde se tiene sexo se nota una gran diferencia, algunas parejas manifiestan que el sexo mejora mucho cuando están de vacaciones y esto no es solo por el tiempo y el descanso sino también porque se cambia de ambiente.

Los estudios demuestran que tanto a hombres y mujeres nos atraen las personas seguras de sí mismas y resueltas. Podemos sentir esa punzada de deseo viendo a nuestra pareja en su medio laboral, desenvolviéndose con soltura entre lo que conoce y controla, e incluso relacionándose con amigos y familia. Es cuando conseguimos ver al otro desde cierta distancia cuando nos damos cuenta de lo que tenemos al lado. Haced vida con otras personas, enseñaros el uno al otro vuestros hobbies y aficiones, salid y descubrid nuevas experiencias juntos.

También se aconseja fomentar las actividades en solitario, salir con amigas, hacer algún curso e incluso unas pequeñas vacaciones separados. Echar de menos al otro y tener cosas de las que hablar pueden dar una nueva perspectiva a la relación.

Otros contenidos del dosier: Terapia sexual y de pareja

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test