El clítoris en 10 fechas clave

300 años a.C.: Hipócrates a favor del clítoris

Los médicos antiguos estudiaban muy de cerca la sexualidad. Para Hipócrates, la procreación era el resultado del encuentro entre la semilla del hombre y la de la mujer. Una operación que se ve favorecida por el orgasmo de las dos partes, el femenino incluido. "Aunque la palabra clítoris no aparezca, todos los indicadores llevan a pensar que este famoso médico le otorgaba, ya entonces, toda la importancia que se merecía" señala J.C. Piquard1. En aquella época se creía que estimular el clítoris durante las relaciones sexuales aumentaba la fertilidad.

1559: Colón descubre la anatomía del clítoris

El descubrimiento del clítoris tiene lugar… ¡en el s. XVI! El médico italiano Mateo Colón estudia la anatomía de la vulva y descubre el clítoris. Es el primero en disecar uno y estudiarlo. Afirma que "el clítoris es la fuente de placer femenino por excelencia"y hace una analogía entre la erección del clítoris y la del pene. J.C. Piquard señala: “Este descubrimiento continuará siendo estudiado a lo largo de los siglos”.

1750: se prohíbe la masturbación

La masturbación, y especialmente la del clítoris, se admite únicamente dentro de la pareja para aumentar la fertilidad. Por el contrario, practicarla de manera individual está severamente castigado. “Fue el médico Samuel Tissot quien estableció esta sentencia” recuerda J.C. Piquard. La masturbación se etiqueta entonces como una práctica funesta y la prohibición se extiende a los países protestantes: Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos… Una visión que se radicaliza hacia 1830 cuando algunos médicos practicaban la escisión “terapéutica o punitiva” de las jóvenes reincidentes que desobedecían esta norma. En Estados Unidos, el tratamiento podía llegar incluso hasta una ovariotomía recomendada por el ginecólogo Battey para luchar contra la lascivia, la ninfomanía y la histeria. Una operación con consecuencias mortales que llegaban hasta un 30%.

1876: los médicos “ovulistas” censuran el clítoris

En el siglo XVII, los médicos intentan todavía comprender el proceso de procreación. En 1840, el médico Charles Négrier propone la teoría positiva de la ovulación espontánea, en la que ésta es independiente de la actividad sexual y se rige por el ciclo menstrual. El orgasmo no desempeñaría por tanto ningún papel en la procreación. En 1876, Oskar Hertwig y otros “ovulistas” descubren que la procreación procede del encuentro entre el óvulo y el espermatozoide: ¡el orgasmo femenino no aumenta la fertilidad de la mujer! “Una terrible involución para el clítoris y el placer femenino”, afirma el sexólogo.

1880: médicos habilitados para masturbar a sus pacientes

Hipócrates, pensador de la medicina, había establecido la teoría de los humores según la cual, las enfermedades y discapacidades resultarían de un exceso o un déficit de alguno de éstos. Si bien la mujer casada se beneficiaba de la relación conyugal para desfogarse, el resto, por el contrario, corría un gran peligro de caer en la histeria. Las viudas y las jóvenes estaban en la cabeza de la lista. De ahí los numerosos desórdenes que estas últimas conocieron. Para curar la histeria el médico practicaba tocamientos vulvares con vibraciones para provocarles un orgasmo. "Como dato interesante, este acto representaba cerca de un 30% del volumen de negocios" insiste J.C. Piquard. Un volumen revelado por Rachel Maines en La tecnología del orgasmo. Así, durante el siglo XIX, las mujeres solas recurrían al orgasmo con receta.

1905: Freud y el orgasmo vaginal

En 1905, Freud publicó sus Tres ensayos sobre teoría sexual. El psicoanalista señaló que la sexualidad clitoriana era infantil: la niña obtenía placer del clítoris en una pulsión sexual infantil no organizada. Cuando se convertía en adulta y estructurada, debía abandonarlo para dedicarse únicamente al vaginal. Si mantenía el clítoris como actividad sexual, se consideraba una regresión. Como señaló Alix Lemel2: "Freud no se  había dado cuenta de que el falo que las mujeres reclamaban a gritos, no era otro que este clítoris que les había sido arrebatado…” ¿Había conseguido Freud “erradicar el clítoris”?

1960: el clítoris desaparece de los tratados de anatomía

El oscurantismo va ganando terreno hasta finales de los años 60, cuando el clítoris conoce su punto más bajo en términos de reconocimiento por parte de las instituciones médicas. Había desaparecido prácticamente de los tratados de anatomía… y de las mentes. Progresivamente, las mujeres volverán a tomar el control de sus cuerpos y la situación cambiará en el 68.

1975: se publica el informe Hite

En su informe, aparecido en 1975, Shere Hite publicó los resultados de una gran encuesta sobre el placer femenino. El clítoris ocupaba de nuevo un buen puesto… “A raíz de la publicación de este informe, Hite tuvo que abandonar el territorio y renunciar a su nacionalidad estadounidense”, añade el sexólogo. Las feministas se encargaron de causar un gran revuelo aireando esta noticia… Poco a poco, el clítoris vuelve a ser el protagonista.

1998: el clítoris vuelve a ocupar su lugar en los tratados de anatomía

Una uróloga australiana, Helen O'Connell, se da cuenta de que tras una operación de próstata en los hombres, los cirujanos prestan especial atención a preservar el nervio erector. Por el contrario, no se toman precauciones de este tipo cuando se intervienen los genitales de las mujeres... ¿Por qué? Se da cuenta de que el sistema nervioso de los órganos sexuales femeninos no estaba recogido en ningún libro de anatomía, mientras los masculinos, sí. Una disparidad aterradora. Así que decide redibujar la anatomía del clítoris con los medios modernos… y confirma los descubrimientos realizados por Kobelt, perdidos en el olvido3.

2005: las revistas femeninas sólo hablan del clítoris

La medicina parece haber censurado el clítoris, así como la educación pública, que no lo menciona en los cursos de educación sexual. Sin embargo, las mujeres vuelven a tomar el control de sus cuerpos y la prensa cubre todos los campos de la sexualidad femenina, llevando el clítoris a las portadas de las revistas.

El clítoris en la actualidad

En 2010, Annie Sautivet, profesora de artes plásticas y estudiante de sexología, llevó a cabo una encuesta entre adolescentes de 13 y 14 años sobre la representación de los órganos genitales. Aproximadamente un 50% conocía la existencia del clítoris pero no sabía dónde situarlo. Solamente un 16% conocía su función erógena. J.C. Piquard afirma que "todavía podemos hablar de oscurantismo desde el punto de vista médico… ¡en la nomenclatura que trata los problemas de la sexualidad no existe el palabra clítoris! Sin embargo, en la mente de las personas es diferente: el clítoris va ganando terreno. En las consultas, entre los treintañeros podemos observar que más de la mitad de las mujeres lo conocen bien…”. ¿Qué pasa con los hombres? ¿Y con la importancia de tener en cuenta el placer sexual femenino? Estas preguntas todavía están en el aire. Al famoso “botón mágico” todavía le cuesta encontrar su sitio en la sociedad, pero es innegable que la revolución está en marcha…

C. Maillard

Fuentes:

1 - La fabuleuse histoire du clitoris
de Jean-Claude Piquard
Editions Blanche

2 – Les 200 clitoris de Marie Bonaparte
D'Alix Lemel
Editions Fayard

3 -  En 1850 el Dr. Kobelt, profesor de anatomía en Fribourg, es uno de los primeros en describir detalladamente el clítoris.

Otros contenidos del dosier: El clítoris

Comentarios

Artículos destacados

Essure: España lo retira del mercado
Essure: España lo retira del mercado

El método anticonceptivo "Essure", el más novedoso en su categoría de anticonceptivo quirúrgico irreversible,...

¿Cuál es la mejor hora para el sexo?
Mitos sobre los genitales femeninos
Peaking o cómo intensificar tus orgasmos
Mitos sobre el pene
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test