Autoestima y deseo sexual

¿Qué es la autoestima?

La autoestima comienza a formarse en la infancia y tiene mucho que ver con la manera en la que nos vinculamos con los padres. De hecho, durante toda nuestra vida la forma que tenemos de vernos a nosotros mismos está muy relacionado con la manera en la que nos ven los demás o la manera en la que creemos que nos ven gracias a las respuestas de los otros a nuestras acciones.

Actualmente las exigencias sociales para ser una persona de “éxito” son muy altas, nos piden ser los mejores en el plano laboral, en la vida social, en la familia y por supuesto en las relaciones amorosas. El sexo no es una excepción, tenemos una idea previa de cómo debe ser el sexo y tratamos de ajustarnos a ella lo más posible, si no lo conseguimos afectará a nuestra autoestima y así a nuestra relación de pareja.

Sobrevalorarnos es tan nocivo como infravalorarnos ya que creer que somos mucho más valiosos de lo que somos implica creer que los demás valen menos y puede llevar a conductas de maltrato.

Con una autoestima baja las personas tienen más dificultades para encontrar pareja ya que no se encuentran suficientemente valiosas para mantener una relación, además pueden tender a buscar una pareja que confirme su teoría, es decir, alguien que le haga sentir aún menos valorado.

Influencia de la autoestima en la libido

“Hay que quererse antes de querer a los demás”, una frase que en múltiples versiones hemos podido escuchar muchas veces en nuestra vida. Y es cierto, sin estar agusto con nosotr@s mism@s es muy difícil que logremos relacionarnos de forma satisfactoria.

Una persona con baja autoestima no se encontrará capaz de entregarse a otra persona, sentirá que no es suficiente, que molesta o invade al otro y no será capaz de relajarse. Para excitarse es imprescindible relajarse así que todo esto puede hacer que las relaciones sexuales no sean muy satisfactorias.

Estar pendiente de los propios “defectos” tampoco ayuda al deseo, significa una continua preocupación acerca de lo que el otro puede percibir de nosotr@s. Aunque parezca una contradicción, es necesario ser un poco egoísta para disfrutar del sexo, saber lo que nos gusta e ir a por ello sabiendo que el otro también disfrutará de eso. Si no logramos desconectar de la duda de si el otro está disfrutando, de lo que le gusta y lo que no, no solo impedimos nuestro propio placer sino también el de la pareja.

Mejorar la autoestima

Son los pensamientos los que provocan los sentimientos y no la realidad objetiva del entorno. Es decir, la sensación de tristeza que puede tener una persona con baja autoestima cuando está en un momento intimo con su pareja puede provenir de pensamientos como: “no le gusto”, “no soy suficientemente atractiva”, “no le gusta como lo hago”, “no la satisfago”, “se está fijando en mis defectos”, etc. Una persona con baja autoestima interpretará cada gesto de su pareja como confirmaciones de sus pensamientos, los alimentará y se irá sintiendo peor.

Por eso es imprescindible identificar dichos pensamientos y relacionarlos con la realidad objetiva y con la sensación que nos producen. Registrarlos en un cuaderno es una buena herramienta para analizarlos mejor.

Tu pareja está contigo porque quiere, es una persona adulta que decide por sí misma y te ha elegido a ti. No creer en que tiene buenas razones para hacerlo no es solo desconfiar de ti mism@ sino también de que tu pareja es capaz de decidir bien. Comienza a confiar en lo que los hechos te demuestran.

Trata de ser más egoísta en tus relaciones sexuales. Piensa más en ti y en disfrutar, en realidad cuanto más te concentres en tus propias sensaciones más natural será para ti el sexo y más disfrutará tu pareja.

Otros contenidos del dosier: Falta de deseo sexual

Comentarios

Artículos destacados

Los tipos de píldoras anticonceptivas
Los tipos de píldoras anticonceptivas

Doctissimo hace un repaso a las diferentes generaciones de este tipo de anticonceptivo oral. Píldoras de primera, segunda,...

Los desórdenes del clítoris
Rejuvenecimiento vaginal: técnicas sin cirugía
Conversaciones sexuales en la pareja
Himen: lo que debes saber
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test