Lo que debes saber sobre los labios menores o ninfas

¿Qué función tienen los labios menores o ninfas?

Estos labios menores, aunque muchos/as no lo sepan, también llevan el nombre de una diosa griega: ninfas. Un nombre poético que hace referencia a las divinidades de la Antigüedad que personifican a diversos elementos de la naturaleza como las fuentes y los ríos.

Aunque los labios menores son muy diferentes de una mujer a otra, existe una constante: están desprovistos de pelos y contienen muchos nervios. Su función principal es proteger el clítoris, la entrada de la vagina y la uretra. También desempeñan un papel (a menudo olvidado) en nuestra sexualidad.

Un órgano sexual completo

Los labios menores son un órgano sexual desconocido y, por tanto, olvidado. Bajo el efecto de la excitación y la afluencia de sangre provocada por el deseo, se hinchan y cambian de color. En forma de embudo, forman una especie de guía hacia la entrada de la vagina.

Los labios menores se hinchan durante las relaciones sexuales, pero en algunas mujeres se mantienen hinchados durante varios minutos o incluso durante varias horas después del acto. En reposo o durante las relaciones sexuales, los labios menores no presentan el mismo aspecto.

Además, son una zona erógena importante, muy sensible a las caricias.

Características de los labios menores

Como el pecho, las caderas y los glúteos, los labios menores se desarrollan durante la adolescencia y la pubertad por la acción de las hormonas sexuales. Crecen y, en la mayoría de los casos, sobrepasarán (más o menos) los labios mayores. De hecho, en 8 de cada 10 mujeres los labios menores son más grandes que los mayores. A pesar de que este fenómeno afecta a la mayor parte de las mujeres, sigue siendo un tabú y da lugar a numerosos complejos.

Los labios menores no son simétricos. En todas las mujeres, las ninfas son asimétricas ya sea en longitud, anchura o grosor. Uno siempre es más grande que el otro a semejanza de los testículos en los varones.

Además, el color de los labios menores difiere del resto del cuerpo, a menudo son más oscuros. Además, estos matices no son los mismos en el interior que en el exterior. Por tanto, los labios menores oscuros no tienen nada de anómalo. Y la palabra “normal”, además, no tiene ningún sentido en lo que se refiere a los labios menores ya que existen tantas ninfas como mujeres. Los estándares mostrados por las películas pornográficas no tienen nada que ver con la realidad; al contrario, están muy lejos de la realidad.

Ninfoplastia y mutilación genital

Algunas mujeres, por motivos estéticos o por comodidad, deciden recurrir a una ninfoplastia. Esta operación de cirugía estética consiste en reducir y modificar el aspecto de los labios menores. Al ser una zona muy sensible y con muchos nervios, esta operación sólo debe considerarse como último recurso.

Mientras que en occidente algunas mujeres deciden recurrir a la ninfoplastia, en otras partes del mundo siguen subsistiendo terribles mutilaciones sexuales. Algunas formas de escisión consisten en retirar el clítoris, pero también los labios menores. Por su parte, la infibulación consiste en la sutura de los labios menores cuando no han sido cortados.

El proyecto 101 Vagina

101 Vagina es un proyecto participativo cuyo objetivo es difundir la “normalidad” de la vagina y los labios menores, así como acabar los correspondientes tabúes. El objetivo es que las mujeres adquieran consciencia de la diversidad de los cuerpos y, así, acepten mejor el suyo. Lejos de las consideraciones estéticas, 101 Vagina muestra, a través de una exposición itinerante y un libro, que existen tantas intimidades diferentes como mujeres.

J. Xavier

Otros contenidos del dosier: Genitales femeninos

Comentarios

Artículos destacados

Conversaciones sexuales en la pareja
Conversaciones sexuales en la pareja

Desde la primera vez que tenemos relaciones con nuestra pareja aprendemos a acoplarnos a ella. No lo hacemos exactamente...

Himen: lo que debes saber
Matrimonios sin sexo, ¿es posible?
Vulva: lo que necesitas saber
La vagina: preguntas frecuentes
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test