¡Me pica la vagina! ¿Qué debo hacer?

"Muchas mujeres acuden a mi consulta con el mismo problema: sienten un picor en la vagina. Pero no suele ser nada grave", explica la doctora Marie-Claude Benattar, ginecóloga. Sin embargo, suele ser un tema que preocupa a las mujeres. "Los síntomas son fáciles de reconocer: irritación, escozor, inflamación, picor, a veces con pérdidas… en definitiva, una sensación de malestar", comenta nuestra experta. Estas situaciones son, en general, muy habituales en mujeres jóvenes, de entre 16 y 40 años. Si el malestar en cuestión persiste, lo más recomendable es hacerse una revisión ginecológica.

Causa del picor vaginal: micosis

Me pica y además tengo pérdidas blancas. ¿Es contagioso? – Helena, 32 años.

Los síntomas son clásicos: picores, pérdidas blancas... "Si el examen con espéculo muestra unas mucosas vaginales rojas y congestionadas, el diagnóstico es claro: micosis", explica la doctora Marie-Claude Benattar. El color de las paredes vaginales es un indicador fiable, sobre todo si la pareja también presenta "puntitos" rojos de contacto en el pene.

Estas irritaciones, debidas a una micosis, pueden aparecer después de un tratamiento antibiótico, que altera el ecosistema vaginal. Existen otros factores, como un calor muy intenso, especialmente en verano, o menstruaciones abundantes. "No es contagioso", asegura la ginecóloga. Basta con tratar la flora vaginal para frenar la proliferación de filamentos. Se suele recomendar la toma de óvulos mono-dosis o comprimidos. Y, para complementar el tratamiento, se puede aplicar una crema y una loción sobre las mucosas.

¡Socorro, es una ETS!

Estoy preocupada: me pica la vagina y, además, tengo pérdidas de color marrón. - Laura, 27 años.  

Puede que con una revisión no haya suficiente. "Cuando el diagnóstico no es tan evidente y claro, es aconsejable extraer una muestra", explica la ginecóloga. Sin embargo, cuando la paciente presenta irritaciones, acompañadas de pérdidas de un color verde amarronado y con un olor vaginal muy intenso, es posible que se trate de una infección ginecológica, denominada Tricomoniasis. Se transmite sexualmente y está muy extendida. Su proliferación provoca una inflamación que podría explicar esa sensación de picor vaginal; debe tratarse de forma urgente.

Los dos miembros de la pareja deben tomar el tratamiento, ya sea por óvulos y/o comprimidos. En caso de que la infección persista, es mejor pedir un antibiograma para establecer un tratamiento más específico.

Picor vaginal tras un periodo de abstinencia

He mantenido relaciones sexuales después de un largo periodo de abstinencia y noto que tengo la vagina irritada. - Marina, 40 años.

"Mis pacientes, cuando acuden a la consulta, no siempre explican todos los detalles", se lamenta la doctora Marie-Claude Benattar. Después de una revisión ginecológica, se percibe una decoloración de las mucosas de la vagina, que ahora son de un rojo más bien pálido y no hay pérdidas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que el simple hecho de introducir el espéculo ya es doloroso.

"Esto puede ocurrir cuando hemos mantenido relaciones después de un largo periodo de abstinencia", explica la ginecóloga. Por un lado, la vagina está en modo "pausa" y, por otro, la persona puede haber insistido en la higiene vaginal para mejorar el olor. Estos dos factores favorecen la sensación de irritación. Y, por ese motivo, la relación sexual creará una fricción poco habitual en el ecosistema deficiente y, por lo tanto, sensación de irritación.  

En la mayoría de casos basta con un tratamiento a base de probióticos para restablecer el equilibrio de la flora. "Crearán las condiciones ecológicas propicias para la recolonización de la vagina", comenta nuestra experta. Se recomienda evitar jabones denominados alcalinos.

Picor vaginal tras un periodo sexual intenso

Solo veo a mi pareja los fines de semana, así que cuando nos vemos, aprovechamos muy bien el tiempo. ¡El problema es que después me pica! - Núria, 21 años.

"Muchas de las pacientes que presentan este tipo de síntomas tienen una vida sexual que se resume en fines de semana, es decir, relaciones sexuales repetidas durante un tiempo corto, lo cual crea una ruptura con el resto de la semana", explica la doctora Marie-Claude Benattar. El ecosistema vaginal es frágil y, por lo tanto, necesita algo de tiempo para recuperarse y renovarse, sobre todo si trabaja más de lo normal. "Así pues, en estos casos, a pesar de la incomodidad y la irritación, no hay de qué preocuparse", asegura la ginecóloga.

El tratamiento consiste en reparar el ecosistema y estimular la inmunidad. Los óvulos cumplen esta función. Lo mejor es hacer una cura dos días antes y después de la relación sexual para preparar las mucosas.

Tres hábitos clave

En caso de irritación, adopta estos tres hábitos fáciles y sencillos:

  • Evita los jabones alcalinos (o básicos) para el aseo íntimo.
  • Evita la ropa demasiado ajustada en la entrepierna y los tangas de hilo.
  • Utiliza compresas en lugar de tampones.

 C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Genitales femeninos

Comentarios

Artículos destacados

Himen: lo que debes saber
Himen: lo que debes saber

La pérdida de la virginidad da lugar a muchas preguntas entre los adolescentes. La primera relación sexual produce temores...

Matrimonios sin sexo, ¿es posible?
Vulva: lo que necesitas saber
La vagina: preguntas frecuentes
La función de los labios menores
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test