¿Qué es la Generación Youporn?

Las nuevas generaciones han crecido con Internet y se manejan perfectamente en las redes. Por ello, sus satisfacciones sexuales también se cubren de este modo. Hace 10 años si una persona quería ver porno tenía que alquilar o comprar una película pero actualmente existen páginas de Internet en las que se pueden ver en el momento escenas concretas, historias cortas o largas con contenido pornográfico.

Un estudio realizado por el IFOP (Instituto Francés de Opinión Pública) a petición de CAM4, una página de encuentros por webcam con más de 8 millones de usuarios diarios ha puesto de manifiesto que el comportamiento sexual de los jóvenes de 14 a 24 años está muy influenciado por los códigos de la pornografía. Su nombre es “Generación YouPorn”.

El porno en Internet

La palabra sexo es la más buscada en Internet, la pornografía inunda la red y además puede consumirse gratis.

Es de sobra conocido que el consumo excesivo de pornografía, sobre todo al comenzar antes de tener relaciones sexuales reales, puede llevar a falsas creencias sobre el sexo. El porno al fin y al cabo es ficción y se alteran factores para llevar a una imagen más excitante para el consumidor pero hay que diferenciar entre ficción y realidad.

En las películas porno vemos por ejemplo tamaños de pene destacablemente grandes y evidentemente fuera de la media que además mantienen unas erecciones intensas durante mucho tiempo, esto puede acomplejar a algunos chicos y crearles inseguridades al pensar que eso es lo normal, cuando todo está manipulado.

Las prácticas en las películas porno tampoco son las más habituales en una pareja, por ejemplo la eyaculación facial o el sexo anal. Una práctica sexual no es negativa ni extraña si ambas personas están de acuerdo en realizarla, pero en este tipo de películas se exagera el placer que puede recibir una mujer en algunas prácticas (como la de hacer sexo oral a un hombre) y eso puede crear frustración al no obtener el resultado en la vida real.

Lo que el estudio del IFOP refleja es la forma en la que los jóvenes aprenden de estas películas y toman como referencia esos modelos de conducta sexual. La banalización del consumo de pornografía por Internet transforma la sexualidad de toda una generación que dentro de unos 20 años podría constituir el 70% de la población mundial.

Internet para ligar

Según el estudio, más de un tercio de los menores de 25 años (38%) navega en sitios de encuentros online, y la proporción supera el 50% entre varones o chicas de más de 20 años.

En este mismo informe se pude concluir que los menores de 25 años tienen las nuevas tecnologías como el medio principal para ligar. Utilizan las redes sociales para conocer gente, establecer encuentros que muchas veces son para practicar sexo directamente, intercambiar fotografías o vídeos (también de contenido erótico). Un 24% ya salió con personas conocidas a través de sitios de encuentro, de webcam como CAM4 o las redes sociales, aunque sólo en un 17% de los casos hubo sexo.

La cultura del “aquí y ahora”

Se puede decir que las generaciones de personas que nacen utilizando internet han podido perder la virtud de la paciencia al poder disponer de toda la información o los estímulos en el momento que lo desean. De hecho cualquier contratiempo que impida esa inmediatez crea frustración, rabia e ira.

Actualmente una persona que quiera disfrutar de una escena de porno para masturbarse solo tiene que conectarse y en 5 minutos lo tiene disponible, si no le gusta puede pasar a otra y si quiere puede guardarlo para próximas ocasiones. Es algo rápido, prácticamente inmediato.

Los juegos de seducción también son más rápidos ahora. Las redes sociales o páginas de encuentros son prácticamente un catálogo de personas a las que contactar, puedes filtrar por el aspecto físico y luego esperar a la respuesta de un mensaje de primer contacto. Esto se puede hacer prácticamente en masa, enviando numerosos mensajes a la vez. Normalmente si la respuesta no se recibe en un par de días esa persona se descarta.

Esto tiene ventajas e inconvenientes, sobre todo, una vez más, si no aprendemos a satisfacer las necesidades de otra manera.

Comentarios

Artículos destacados

¿Cuál es la mejor hora para el sexo?
¿Cuál es la mejor hora para el sexo?

Para tener relaciones sexuales no basta con que te apetezca, también le tiene que apetecer al otro. A no ser que prefieras...

Mitos sobre los genitales femeninos
Peaking o cómo intensificar tus orgasmos
Mitos sobre el pene
Fantasías eróticas: fascinación o repulsión
¿A qué estás dispuesta para salvar tu...

Tu relación parece una montaña rusa con más caídas que subidas. Discutís todos los días. Por cualquier tontería,...

Hacer otros Test