La salud del niño adoptado una vez en casa

Primera visita del niño adoptado

Poco después de la llegada a casa, los padres deberán solicitar la asignación de un pediatra  en su ambulatorio para que lleva a su hijo, así como una primera visita. Éste le abrirá su historia, a partir de los datos, informes, historial médico y todo lo que aporten los padres. También le hará una primera revisión y programará su puesta al día en vacunación, si no viene ya vacunado de acuerdo con el protocolo de la comunidad donde vivan.

Chequeo con especialistas en patología importada

Es recomendable también llevar al pequeño a una revisión a la unidad de patología importada que tengan más cercana. Allí, tras consultar toda la documentación médica aportada por los padres, le volverán a hacer un chequeo, pero haciendo más incidencia en cuestiones propias de la zona de donde viene el niño.

Evaluar el estado madurativo del niño adoptado

Si este ha estado institucionalizado por un periodo largo (más de un año, por ejemplo), es conveniente también evaluar su estado madurativo: psicomotricidad, estimulación, integración sensorial, etc. Pero para ello es mejor esperar unas semanas, salvo que veamos problemas graves, hasta que el niño se haya empezado a acostumbrar a su nueva vida y a su nuevo entorno y esté algo más tranquilo.

Evaluación psicológica

Es posible que más adelante el niño presente algún problema de comportamiento o de aprendizaje. Es el momento de hacerle una evaluación psicológica por si una estancia prolongada en el orfanato haya podido provocarle secuelas cognoscitivas, que son difíciles o imposibles de detectar en los primeros años y se manifiestan tiempo después. En general, estos problemas se pueden solventar con terapia, siempre que se acuda a un profesional cuando los padres observen comportamientos anormales o “frenazos” llamativos en el ritmo de aprendizaje.

Es frecuente que los padres tengan que oir diagnósticos demasiado tremendistas en un principio: los comportamientos que muestran muchos niños adoptados se pueden confundir a veces con síntomas de transtornos de atención, hiperactividad, etc., aunque a veces puede tratarse solamente de una “sobredosis” de estímulos. En esos casos, no hay que perder la calma y buscar otras opiniones, preferiblemente de profesionales con experiencia en niños adoptados, antes de empezar con una medicación que puede no ser la adecuada. La mayoría de comunidades autónomas ofrecen servicios de seguimiento postadoptivo que pueden ayudar a los padres en este tipo de dudas.

Qué hacer en casa

La atención que proporcionan los padres a la cuestión de la salud de sus hijos adoptados es fundamental para que estos recuperen poco a poco la normalidad tanto en el aspecto físico como en el psicológico, afectivo o conductual. Una mejor alimentación, unida a los estímulos de la vida familiar y al afecto que le prodigan al niño sus nuevos padres, ayudarán a que recuperen de forma espectacular el peso y la altura normales y que se mejoren problemas de piel, digestivos o respiratorios, lo que contribuirá sustancialmente a su sensación de bienestar.

Hay que tener en cuenta que los niños institucionalizados de forma prolongada han sufrido desatención de alguna u otra forma y que esto se puede traslucir en algunos casos en la falta del reflejo del llanto. Puede ser que el niño se caiga y se haga daño, o tenga dolor de vientre o fiebre, y no llore, por lo que a veces puede sufrir algún problema de salud que quede enmascarado. Por ello, los primeros meses, los padres deberán estar más atentos: tocarle la frente de vez en cuando, sobre todo si ven a su hijo algo menos activo que de costumbre, examinarlo bien después de una caída, etc. Al cabo de un tiempo, el niño suele aprender que sus padres acuden a sus llamadas, con lo que recuperan pronto este reflejo natural.

Otros contenidos del dosier: Adopción y salud

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test