Potitos: ventajas e inconvenientes

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición se encarga de regular estos productos. Los potitos son alimentos en conserva. Sin embargo, es una conserva de lujo que está sometida a fuertes controles de calidad por parte de los fabricantes. La legislación aporta garantías precisas a nivel de las materias primas, de la composición y el etiquetado.

Ventajas innegables

Una madre que trabaja fuera, el aumento del tiempo libre, la evolución de la mentalidad… todos ellos son factores que explican por qué los potitos se han vuelto cada vez más importantes en la alimentación de los niños y permiten un ahorro de tiempo considerable.

Fáciles de preparar, no hay que limpiar después… estas son características muy prácticas. Cuando estás de viaje, en la playa o un día en que realmente no tienes ganas de cocinar, el potito aparece como LA solución.

Los alimentos ofrecen una seguridad bacteriológica total, no contienen aditivos, ni pesticidas y tienen una consistencia adaptada a las necesidades del bebé.

Desde el punto de vista de la “educación nutricional”, los potitos facilitan el paso progresivo de la alimentación exclusivamente láctea a la alimentación consistente. De hecho es muy sencillo introducir de manera progresiva una, dos o tres cucharaditas de puré de verduras en el biberón de leche para acostumbrar poco a poco al niño a los cambios  de sabores y de textura. Preparar un puré de verduras frescas todos los días para no utilizar más que una cucharadita en el biberón es una pérdida de tiempo.

Sin embargo, además de su elevado precio, también tienen otros inconvenientes.

¡Pero también inconvenientes!

Si comparamos un potito de verduras o frutas de 100 g con el mismo peso de puré de verduras o compota de frutas naturales, comprobamos que el potito tiene el doble de azúcar. Esto se debe al azúcar o fécula de cereales que se tiene que añadir para “unir” las preparaciones industriales.

Si comparamos el valor nutricional del puré de carne de un potito de 100 g con el de carne fresca, resulta que los potitos son de dos a tres veces menos ricos en prótidos y grasas y que aportan más azúcares que la carne. Esta diferencia es también consecuencia de añadir harina de cereales o almidón de patata.

Otros inconvenientes son :

  • Los sabores reales están atenuados, casi todos los potitos tienen el mismo sabor
  • No se pueden comer con los dedos, algo que a los bebés les encanta
  • El tamaño de los recipientes no siempre está adaptado
  • La presentación en forma de puré entorpece la educación de la masticación de los trocitos.

Sin embargo hay que precisar que los potitos llamados de segunda edad presentan los productos en una forma menos fluida.

Escogerlos con cuidado y prepararlos

Siempre hay que comprobar la fecha de caducidad. Los potitos pueden conservarse a temperatura ambiente en un armario. Antes de abrirlo hay que comprobar que la tapa no esté abombada: el clic que oirás al abrirlo garantiza que el potito no ha sido abierto anteriormente.

Retira la tapa y calienta el producto al baño maría removiendo el contenido con una cuchara. Si calientas el potito en el microondas hay que retirar la tapa y cubrirlo con un film transparente especial. No hay que añadir más sal. Una vez abierto, hay que consumirlo en las 24 horas siguientes y conservarlo en el frigorífico.

Las mezclas de potitos con alimentos frescos también son una posibilidad. Puedes mezclar por ejemplo un potito de verduras con jamón cocido o pollo triturado. También puedes mezclar un potito de frutas con yogurt o un petit-suisse.

Dr. L.l Rossant, Dra. J. Rossant-Lumbroso.

Otros contenidos del dosier: Alimentación del bebé de 6 meses a 1 año

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test