Tengo 3 años

Me gusta imitar y seguir a los niños de mi edad y compararme con ellos. Me siento orgulloso cuando consigo hacer algo complicado.

Me gusta hacer como si…

Dicen que hablo correctamente. Observo los detalles y reparo en las cosas que no van bien. Prevengo las consecuencias de mis actos. Las nociones abstractas ya no me dan miedo. Puedo imaginar cosas aunque no las vea. Hago uso de la imaginación para inventarme nuevas formas de jugar. Si quiero un caballo blanco hago como si la silla lo fuera, y entonces juego toda la tarde. Soy capaz de ponerme en el lugar de los demás y llevar a buen término actividades complicadas. Sé utilizar eficazmente los recursos que tengo a mi alcance. Puedo concentrarme en dos cosas a la vez.

Subo las escaleras alternando los pies y aunque bajo pisando con los dos a la vez, salto al suelo desde el último escalón. Mantengo el equilibrio unos segundos apoyándome en una sola pierna. Intento incluso bailar, a pesar de perder fácilmente la estabilidad. Sé caminar hacia atrás.

Adoro mi triciclo. Puedo construir una torre de 9 o 10 cubos. Consigo verter el líquido de un vaso en otro. Comienzo incluso a utilizar las tijeras. Paso mucho tiempo cerca de mi mesa de trabajo con pernos y tuercas. Sé clavar clavijas de madera en una plancha con agujeros ayudándome de un martillo.

Me visto y me desvisto solo si me ayudan con los botones; aunque mamá tiene que indicarme el derecho y el revés. Con los zapatos ocurre lo mismo: tiene que decirme cuál es el izquierdo y cuál el derecho. Desabrocho todo lo que veo. Visto y desvisto a mi oso de peluche. Sé llevar los platos a la mesa y ayudo a mamá a poner los cubiertos, limpiar la vajilla o quitar el polvo. Me lavo las manos y me cepillo los dientes.

Hago preguntas constantemente. Sé que soy un chico y sé mi apellido. Comienzo a entender qué son el presente, el pasado y el futuro. Reconozco ocho imágenes si me preguntan qué son. Una de cada tres veces digo los números en orden. Puedo repetir una frase de menos de seis palabras y utilizar el plural de 900. Comienzo a comprender el interés que tienen los artículos, los pronombres y los adverbios.

Soy un charlatán: hablo fluidamente y con confianza, sin preocuparme en saber si alguien me escucha. Sé algunas canciones infantiles y empiezan a interesarme  los colores. Sé contar hasta 10. Me gusta jugar con otros niños; voy socializándome de manera progresiva. Acepto esperar mi turno si es necesario. Sé construir un puente con tres cubos. Me gusta dibujar y sé copiar un círculo o una cruz. Puedo hasta intentar dibujar un hombre.

Ya no me hago pis en la cama pero necesito que me hagan mimos por la noche. Me dan miedo la oscuridad y los animales. El pediatra dice que estoy atravesando una crisis de personalidad porque me opongo enérgicamente a los otros para reafirmarme.

Otros contenidos del dosier: El tercer año

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test