Proteína, nutrición para la vida

El secreto de las proteínas

Las proteínas, después del agua, son el componente más abundante de nuestro cuerpo. Desempeñan un papel fundamental para la vida y son imprescindibles para el crecimiento del organismo.  

Las encontramos principalmente en alimentos de origen animal y una de sus funciones principales es la creación de tejidos, es decir, el crecimiento y formación de nuestros órganos y músculos. Asimismo, las proteínas también son componentes de los anticuerpos que ayudan a proteger al bebé de enfermedades y de las enzimas que son necesarias para la digestión de los alimentos que consumimos.

Las proteínas están formadas por componentes más pequeños llamados aminoácidos. Algunos de ellos, conocidos como “esenciales”, no pueden ser sintetizados ni producidos por el propio organismo, lo que implica que la única fuente para obtenerlos es la alimentación. De ahí la distinción entre proteínas de mayor y menor calidad (es decir, no todos los alimentos aportan  la misma calidad la proteína, por ejemplo es diferente la proteína de la carne que la de los frijoles).

La proteína, clave en el crecimiento del bebé

La ciencia hoy nos dice que la calidad y la cantidad de proteína que consume un bebé en edad temprana influyen en su crecimiento, salud y desarrollo.

Así pues, el funcionamiento correcto de su sistema inmunitario y digestivo, y la reducción del riesgo de desarrollar alergias y sufrir sobrepeso dependen en gran medida de la proteína que ingiere desde su nacimiento.

Actualmente se sabe que los bebés pueden llegar a consumir hasta el triple de proteínas de lo que realmente necesitan, sobreconsumo que puede llevar a una mala programación de su metabolismo produciendo una ganancia de peso excesiva. De hecho, los bebés que consumen más proteínas de las necesarias en edad temprana han mostrado ser 2.43 veces más propensos a sufrir obesidad a partir de los 6 años.

Composición de la leche materna

La leche materna tiene una composición única y mágica, ya que se va modificando con el crecimiento del bebé, llegando a cambiar incluso su aporte de nutrimentos en una misma toma, también sufre cambios  por el clima o en función de si el bebé es niño o niña.  

Uno de los cambios principales de la leche materna es que, a medida que el bebé va creciendo, va disminuyendo su aporte de proteínas. Así pues, el calostro, que es la primera leche que produce la madre, posee mayor cantidad de proteínas que la leche madura, producida aproximadamente a los 15 días del nacimiento.

Beneficios de la proteína de la leche materna

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la leche materna debe ser el único alimento durante los primeros seis meses del bebé y a partir de entonces se debe complementar con alimentos sólidos al menos hasta los dos años.

© Getty Images

Dar leche materna a tu bebé tiene múltiples beneficios, entre ellos aportarle todos los nutrimentos que necesita para su crecimiento, entre ellos las proteínas.

Las proteínas de la leche materna tienen una composición que permite que la leche materna sea de fácil digestión y que no afecte los riñones aún inmaduros, además de que favorecen la flora gastrointestinal de los pequeños y ayudan a evitar el desarrollo de alergia a la proteína de la leche de vaca.

Beneficios de la proteína en los primeros 1000 días del bebé

Los primeros 1000 días del bebé comprenden el embarazo y los dos primeros años de vida. Sin duda son los más importantes para asegurarle una vida sana a corto, medio y largo plazo.

La ingesta adecuada de proteínas, tanto en cantidad como en calidad durante este periodo ayuda a promover un adecuado crecimiento y desarrollo además de contribuir a prevenir infecciones y alergias.

 Además, a largo plazo ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad así como padecimientos consecuencia de estas como diabetes de tipo 1 y 2.

Otros contenidos del dosier: Alimentación del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test