Bebé: cómo cuidar su ombligo cuando es un recién nacido

El cordón umbilical es el tejido por el cual la placenta alimenta al bebé. Tras un par de minutos después nacimiento, se corta a unos 4 cm del abdomen del bebé y el trozo que queda unido a su cuerpo, se prensa con una pinza y comienza un proceso que finalizará con el desprendimiento de este resto del cordón.

Tardará entre ocho y diez días en caerse definitivamente (podría tomar un poco más de tiempo si el bebé nació por cesárea) y es fundamental cuidar que no se desprenda por un tirón o que se enganche en el pañal o la ropa. Aunque parezca que pende de un hilito, jamás hay que jalarlo.

La herida que queda después de que el remanente de cordón se cae, debe estar siempre limpia para que cicatrice de tres a cinco días después. Durante ese tiempo, los pediatras recomiendan aplicar dos atomizaciones de merthiolate blanco para evitar las infecciones.

 El bebé sí se puede bañar

Antes se creía que era indispensable no mojar el remanente de cordón durante el baño del bebé. Ahora se sabe que no es necesario evitar que se moje el cordón, pero que sí es muy importante que siempre esté descubierto para que se seque completamente y se prevenga así la proliferación de bacterias.

Si en algún cambio de pañal, la zona de la cicatriz se llega a ensuciar, es importante lavarla, secarla muy bien y poner también merthiolate, como se hace después del baño.

 Si el bebé presenta estas señales…

Corre al médico si se presenta alguna de estas condiciones:

  •  Sangrado

Unas cuantas gotas de sangre pueden ser normales, pero si el sangrado es abundante, puede requerir de algún tratamiento de emergencia.

  • Mal olor

Si la cicatriz huele mal o supura algún líquido, puede ser señal de infección y es motivo de tratamiento urgente.

  • Enrojecimiento

Si la zona de la herida se siente caliente o está roja, también podría haber una infección y es necesario que la revise un médico.

  • Si el remanente del cordón no se cae después de 3 semanas

Es necesario ver la causa de que no se esté cumpliendo el proceso natural de caída.

  • Un bulto en la zona de la cicatriz

Podría tratarse de una hernia que es necesario valorar si hay que operar.

  •           Notas molestias en tu bebé al tocar esa zona.
  •           Puede ser indicador de que algo no va muy bien.

 El bebé y otros cuidados adicionales de su ombligo

  1.  Evita el roce con el pañal, dóblalo para que no pase esto.
  2. Nunca le pongas una faja sobre la cicatriz
  3. Cuando bañes o cambies de pañal a tu bebé, hazlo con las manos completamente limpias.
  4. Cuida mucho la higiene después de que se caiga el pedacito de cordón.

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Las complicaciones en el parto
Las complicaciones en el parto

Tener un parto difícil, con un trabajo de parto prolongado y que requiera la intervención médica es uno de los mayores...

¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
Azul serenity para la habitación del bebé
Habitaciones infantiles en tonos pastel
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test