Cómo salvar la vida a un bebé con primeros auxilios

Ser padres es una de las cosas para las que, lamentablemente, no se recibe instrucción, pero podemos ponernos a criticar al sistema por lo que no nos enseña o tomar las riendas de nuestra vida y aprender cosas que nos importan, como primeros auxilios para bebés.

Los primeros auxilios pueden literalmente salvar la vida de las personas, muchas son las historias que podemos contar al respecto, pero cuando se trata de bebés es otro tema, pues hay que tener mayor precaución ya que estamos hablando de una cuerpo en formación al que una mala praxis puede afectar significativamente.

Teniendo en cuenta que los niños son expertos en darnos buenos sustos, hay que estar muy bien preparados para cualquier imprevisto. Aquí te explicaremos cómo asistir una reanimación, que por ser una de las situaciones más críticas, es de las más importantes de conocer.

Reanimación en caso de golpe o ahogamiento

Esta es una de las situaciones más complejas, lo primero que hay que hacer es mantener la calma, porque lo contrario podría poner en riesgo la vida del bebé. Debes asegurarte de que el niño está respirando, porque si lo reanimas y está respirando puedes terminar afectándolo.

Antes de empezar con la reanimación hay ciertas cosas que debes tener presentes:

  • Asegúrate de que esté respirando, acerca tu mejilla a su boca durante 10 segundos y lo notarás.
  • Cerciórate de que nadie lo esté molestando.
  • Intenta saber si está consciente, no lo sacudas, pero haz algo que lo estimule para ver si reacciona.
  • Si no ocurre nada, ponlo en una superficie dura boca arriba y aplícale los primero auxilios.
  • Existen dos procedimientos dependiendo de la edad del niño, si es menor de 1 año o mayor.

Primeros auxilios para niños menores de un año

  1. Coloca la mano en la frente del bebé y eleva su mentón, con dos dedos ábrele la boca.
  2. Mira si hay algo extraño en la boca del bebé sin introducir tus dedos ni ningún otro elemento.
  3. Haz 5 ventilaciones alternando un segundo soplando aire en la boca y un segundo en la nariz.
  4. Si no responde, haz 30 compresiones con el dedo índice y corazón, un dedo por debajo de la línea de los pezones.
  5. Seguidamente haz dos ventilaciones boca-nariz y otras treinta compresiones.

Primeros auxilios para niños mayores de un año

  1. Sujeta la nariz con el dedo índice y pulgar y abre su boca.
  2. Haz 5 ventilaciones de un segundo cada una, soplando en su boca.
  3. Si no responde, haz 30 compresiones un dedo por debajo de la línea de los pezones con la almohadilla de la palma de la mano.
  4. Si el niño es de contextura fuerte y no tan pequeño en edad, hazle las compresiones con ambas manos, presionando con fuerza moderada.
  5. Haz una secuencia de dos ventilaciones y treinta compresiones, lo ideal es que sean rápidas, de manera que en un minuto puedas hacer 3 de estas secuencias.

Si estás leyendo esto de forma preventiva es ideal que practiques cómo hacerlo, para que sientas algo de confianza cuando tengas que aplicarlo en una situación de estrés.  

TE RECOMENDAMOS:

Causas y tratamiento del reflujo en el bebé

Bebé: cómo cuidar su ombligo cuando es un recién nacido

Masajes para tu bebé: otra forma de comunicación

Pañales de tela: lo que necesitas saber antes de pasarte a los pañales...

Protege a tu bebé del frío

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Cuida tus pezones durante la lactancia
Cuida tus pezones durante la lactancia

Evita que dar pecho dañe tus pezones. Aquí te damos consejos infalibles para cuides de ellos correctamente durante esta...

Hidrocefalia en recién nacidos
Cómo superar la depresión posparto
Cómo elegir guardería
El efecto analgésico de amamantar
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test