Cosméticos imprescindibles para la piel del bebé

Importancia de mantener una rutina diaria

Del mismo modo que la de su mami, la piel del bebé necesita ciertos cuidados diarios para garantizar su bienestar y comodidad. Es más, la piel de nuestros chiquitines, aunque tiene la misma estructura que la de los adultos, es mucho más vulnerable y sensible a las agresiones externas.   

Limpieza de la piel

La piel del bebé debe limpiarse cada día. Así, la rutina diaria de cuidados debería empezar por una limpieza completa. En principio, con un baño a 37 grados debería ser suficiente para higienizarla.  

Para ello, si tu bebé tiene a piel normal, es conveniente utilizar un gel de ducha específico para bebés, ya que están formulados sin jabón y aportan una gran suavidad.

Lavado de pieles secas y con tendencia atópica

Si tu bebé tiene la piel atópica o muy seca, te bastará con añadir al agua de la bañera unas gotas de un bálsamo o aceite rico en niacinamida y manteca de karité y utilizar un gel de baño específico para este tipo de pieles. De este modo, se reparará la barrera cutánea y se calmará la sensación de tirantez limpiando la piel sin resecarla. 

Hidratación tras el lavado

La piel del bebé es especialmente vulnerable debido a los baños frecuentes y a los cambios de pañal, por lo que es más propensa a la deshidratación, irritación y sequedad. Por ello, hidratar la piel de tu bebé es uno de los pasos más importantes de su rutina de cuidados para prevenir que se irrite o reseque. Y es que, si la piel está bien hidratada, es más suave y está mejor protegida frente a las agresiones externas.

Para ello, los expertos aconsejan aplicar dos veces al día mediante movimientos circulares una crema hidratante adecuada, preferiblemente concentrada y con una fórmula suave sin perfume ni parabenes.

Cuidado del culito del bebé

El culito de tu bebé está continuamente en un ambiente húmedo y ácido debido a la orina y las heces, lo que puede acabar provocando un problema en la piel conocido como dermatitis del pañal. Para prevenirlo, es importante limpiar muy bien la zona tras cada cambio de pañal con un gel limpiador sin aclarado o simplemente con agua y, a continuación, aplicar una crema protectora y reparadora.   

Protección solar

Los dermatólogos y pediatras aconsejan que los niños menores de tres años eviten la exposición al sol, ya que su piel es todavía más sensible que la de los adultos a los rayos ultravioletas. Según los expertos, es imprescindible proteger la piel de los bebés incluso si están a la sombra, ya que los rayos les pueden alcanzar igualmente.

¿Qué producto elegir? En primer lugar, el protector solar debería ser específico para bebés o niños y debería indicar que ofrece una protección efectiva tanto de los rayos UVA como de los UVB. Asimismo, el factor de protección solar debería ser como mínimo de 50+. Si, además, su fórmula está enriquecida con algún ingrediente hidratante y calmante como la manteca de karité, estarás reforzando la barrera cutánea al mismo tiempo que la proteges de los rayos solares.

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test