La cuna de viaje que necesitas

Las cunas plegables

Fáciles de transportar (ligeras), de montar (se despliegan como un paraguas) y de guardar (se venden con su funda de transporte), las cunas plegables son la felicidad de las familias que se van de vacaciones. Para elegir un modelo que garantice la seguridad del bebé (desde el nacimiento hasta los 3 años), debes comprobar:

  • La conformidad con respecto a las normas vigentes
  • La facilidad de apertura: pruébala tú mismo en la tienda
  • La estabilidad de la cama: debe reposar al menos sobre 5 patas
  • El sistema de seguridad (que evita que la cama se cierre sobre sí misma de manera imprevista) debe ser seguro e imposible de manipular por el niño
  • La tela de las laterales: bastante resistente, incluso al lavado y lo suficientemente tensa como para que el bebé no pueda encajarse
  • El colchón: confortable, debe corresponder exactamente a las dimensiones de la cama y regularse la mayor parte del tiempo en altura
  • El modelo: debe adaptarse a la edad y peso del niño. Estas camas plegables existen también en versión canastilla para alojar al recién nacido hasta los 9 meses como máximo

Existen también las opciones integradas que completan las gamas de camas plegables: edredón envolvente, caja de música, sistema de vibración del colchón para hacer que el bebé se duerma, móviles de tela, mosquitera, lamparita, apertura lateral, etc.

Otras soluciones para bebés viajeros

Para los fines de semana o viajes cortos, he aquí otras soluciones complementarias:

  • Las peso pluma: para los pequeños (desde el nacimiento hasta los 9 meses), existen cunas de viaje ultraligeras que, una vez plegadas, pueden guardarse en una mochila. Y sin embargo, vienen equipadas con un colchón y a veces incluso con una mosquitera integrada. Para los más grandes, las marcas han concebido verdaderos iglús que constituyen a la vez en una solución para dormir, un área de descanso y de juego y un parasol. Se pliegan muy fácilmente y no pesan casi nada.
  • Los edredones envolventes: cerrado, sirve para guardar los objetos del bebé y desplegado se convierte en una confortable cama (hasta 9 kilos).
  • Las sillitas de coche: las del grupo 0 sirven para que el recién nacido duerma y son una solución que los padres pueden considerar puntualmente.
  • Las barreras de seguridad movibles: provistas de una red de seguridad flexible, se fijan directamente sobre una cama estándar entre el colchón y el somier. A partir de los 3 años.

Para noches serenas lejos de casa, no olvides llevar algo con que entretener a tu pequeñín a la hora de dormir: su osito, su saco de dormir y su caja de música.

A. Stern

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test