Pañales de tela: lo que necesitas saber antes de pasarte a los pañales reutilizables

Imperdibles, doblado, lavado, secado… ¿Todo esto te recuerda a la época en la que nuestras abuelas lavaban la ropa en barreños y se deslomaban? Antes que nada debes saber que los pañales de tela han cambiado muchísimo. Alegres y coloridos, prácticos, fáciles de poner, higiénicos, cómodos para el bebé, mucho más ecológicos para el planeta y, en la mayoría de ocasiones, más económicos para los padres, lo cierto es que estos pañales no tienen nada que envidiar a los desechables. 

¿Qué es un pañal de tela?

Cada pañal está compuesto de al menos dos, e incluso a veces tres, elementos: una parte de tejido sobre la que se coloca una capa hipoalergénica y biodegradable para recoger las heces. Y, encima de esa capa, otra capa de protección impermeable que evita cualquier fuga. Los pañales reutilizables suelen cerrarse con un sistema de velcro, con botones o incluso con un snappie (un cierre de plástico que substituye el clásico imperdible). 

¿De qué está hecho un pañal de tela?

Casi siempre de algodón (ecológico o no), poliéster, fibra de bambú o cáñamo para la parte absorbente. La capa de protección puede ser de lana, o forro polar tratado, o de un tejido revestido de poliuretano. Los fabricantes proponen modelos bien distintos, con estampados diferentes y de una amplia gama de colores. ¡El bebé irá a la última moda! 

¿Cuáles son los beneficios para mi bebé?

A diferencia de los otros, los pañales de tela tienen menos posibilidades de provocar alergias, son más cómodos, no irritan la piel del bebé y limitan el desarrollo de la dermatitis del pañal gracias a su composición baja en productos químicos y derivados del petróleo.

Otro beneficio tiene relación con la temperatura, ya que en lugares muy calurosos estos pañales favorecen la transpiración reduciendo la sudoración del peque. También el hecho de que los bebés que han empleado este tipo de pañales tienden a dejar de utilizarlos antes, aprendiendo a controlar mejor sus esfínteres.

¿Qué modelos de pañales de tela hay?

Hoy en día existen tres tipos de pañales:

  • Clásicos: están compuestos por una capa y por una braguita de protección separada.
  • Todo-en-uno (TE1): la braguita y la parte absorbente están unidas, como si fueran un pañal desechable (tardan más en secarse), y tienen una especie de bolsillo canguro que permite introducir la parte absorbente.
  • Todo-en-dos (TE2): en la parte inferior de la braguita hay unos botones a presión sobre los que se fija un pañal clásico perfilado (con botones a presión adecuados). 

¿Cómo se lava un pañal de tela?

A máquina, a 40 °C como máximo. Antes de utilizarlo, se aconseja dejar en remojo el pañal durante diez horas y lavarlo varias veces para que así alcance su absorción máxima. No utilices el detergente clásico, ya que los productos químicos que contienen pueden provocar rojeces e irritaciones en la piel del bebé. Puedes añadir al lavado unas gotas de aceite esencial (lavanda, naranja…) para que los pañales queden bien suaves. 

¿Cuántos necesito?

Todo depende de si lavas pocos, muchos… y también del secado. Lo ideal: tener siempre a mano unos veinte pañales. 

Pañales reutilizables: ¿son muy caros?

Hasta hace un par de años y medio, un bebé utilizaba de media unos 5.500 pañales. Los pañales desechables representan un presupuesto medio de 1.590 € por niño durante este periodo, ya que el coste unitario es de 0,29 €.

En cuanto a los pañales de tela clásicos, se necesitan unos veinte pañales para poder cambiarlos tranquilamente y simplificar la gestión de pañales. El coste de pañales reutilizables de un bebé, desde que nace hasta que empieza a ir al baño él solito, es de 500 €. Sin embargo, debemos contar 70 € de lavado, 120 € de secado y 170 € de detergente ecológico, según el Centro Nacional de Información Independiente de Residuos. El presupuesto total medio de uso de pañales de tela es de 860 € de media.

El coste total, desde el nacimiento hasta que el bebé aprende a hacer sus necesidades solito, juega a favor de los pañales de tela. La diferencia de presupuesto es de 730 €, ya que el coste medio de pañales reutilizables es de 860 € y el de pañales desechables de 1.590 €. ¡Y todo eso sin contar todos los gastos que conlleva un bebé! Esto nos debería hacer reflexionar…

¿Has pensado en alquilarlos?

Si no quieres invertir tanto dinero en pañales reutilizables, hay algunas tiendas que te ofrecen la posibilidad de alquilarlos. 

¿Dónde comprarlos?

En Internet, en las tiendas de puericultura o alimentación biológica, y en tiendas ecológicas. En todos esos establecimientos podrás comprar pañales de tela. Sin embargo, cada vez son más las tiendas de puericultura tradicional (como Prénatal) que los venden.

C. Patez

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test