Viajar con el bebé

Los primeros meses, es aconsejable evitar los cambios de vida intempestivos. Sin embargo, muchas veces los desplazamientos son inevitables o bien se desea ir de vacaciones con el bebé.

¿Qué medio de transporte utilizar?

Durante el viaje, es importante que el niño pueda dormir. Por lo tanto, debe comprobarse que esté instalado cómodamente y evitar despertarlo de forma brusca.
Hay que alimentarlo a sus horas. Si no se alimenta con leche materna, debe tenerse preparado todo lo necesario. También hay que cambiar al niño con la frecuencia habitual.
En coche. El bebé debe ir en una sillita de seguridad. No debe ir demasiado abrigado ni estar en corrientes de aire.
En tren. El niño debe ir en un moisés o en un capazo. Hay que llevar lo necesario para alimentarlo, tranquilizarlo y cambiarlo, así como su juguete favorito. No dude en cogerlo en brazos cuando lo pida.
En avión. A partir de las primeras semanas, el bebé puede utilizar este medio de transporte. Para evitarle dolores en los oídos debidos a la diferencia de presión, que en ocasiones son muy intensos, conviene darle de beber al despegar y al aterrizar. De
todos modos, es importarte que beba a menudo, ya que el ambiente del avión es muy seco.

¿Adónde ir?

Sea cual fuere el punto elegido, el bebé tiene que disponer de un lugar de estancia estable para preservar en lo posible sus ritmos de sueño y de comidas. Si se va al extranjero, el pediatra indicará las precauciones que hay que adoptar: alimentación, riesgos de enfermedad, vacunas.
A la montaña. La altitud ideal para un bebé se sitúa entre los 1 200 y los 1 500 metros.
Por encima de estas altitudes, se corre el riesgo de que el bebé se altere y no consiga dormir bien. En los paseos, le gustará ir en una mochila para bebé. Debe vigilarse que no tenga demasiado calor en verano ni demasiado frío en invierno ya que, como está inactivo, no puede entrar en calor por sí solo. Al pequeño le molesta mucho el sol: protéjalo con un gorrito y unas gafas adecuadas. Las gorras son muy útiles, puesto que disponen de visera.
Al mar. No son aconsejables las estancias largas en la playa antes de los seis meses.
En cualquier caso, debe evitarse una exposición directa al sol prolongada. Incluso cuando el bebé se encuentra bajo una sombrilla, le alcanzan los rayos solares que se reflejan en la arena; la capota del cochecito o del moisés ofrecen mayor seguridad.
Cúbrale la cabeza y póngale una crema solar con un factor de protección alto. Debe vigilarse que no coma arena ni conchas.
Al campo. Los consejos respecto al sol y a la temperatura son los mismos en todas partes. También hay que pensar en los insectos (mosquitos, avispas o garrapatas) y proteger el cochecito o el moisés con una mosquitera. En las zonas donde haya serpientes, debe extremarse la vigilancia cuando se deja que el bebé ande a gatas por la hierba o permanezca echado sobre una manta.

Viajar sin ningún peligro

Viajar con un bebé es fácil cuando se respetan ciertas consignas. He aquí una lista de lo que siempre debe evitarse: Las salidas multitudinarias: las carreteras con mucho tráfico y a pleno sol (incluso con las ventanillas bajadas), ya que el bebé se deshidrata muy deprisa.
Los atascos: al bebé le gusta el vaivén del automóvil y el paisaje que se mueve; a menudo llora cuando el coche se detiene.
El humo de tabaco, y más aún en el espacio reducido del automóvil: aunque la ventanilla esté abierta, el humo circula hacia el interior del coche.
El automóvil parado a pleno sol, aunque el niño no esté adentro solo.
El bebé solo en el coche, aunque sea por unos pocos minutos.
Los cambios bruscos de las costumbres del bebé: debe comer a sus horas y hay que respetar su sueño.

Otros contenidos del dosier: Cuidados del bebé hasta 6 meses

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test