Cómo cuidar tus pezones durante la lactancia

Dar pecho a los hijos representa una de las experiencias más sublimes en la vida. Sin embargo, puede convertirse en una práctica muy dolorosa, es por ello que se deben cuidar los pezones de la madre si se encuentran congestionadosirritados o con grietas.

Esto en términos de salud, pero a nivel estético también se ven afectados. Aunque en principio algunas mujeres se sienten bien debido al aumento de la talla del busto; esta, tarde que temprano, acaba volviendo a su estado natural. Es decir, acaba cayendo.

Es por estas razones que debemos seguir algunos cuidados durante la lactancia. Aquí algunas recomendaciones para cuidar los pezones durante el periodo de lactancia:

Rotación del bebe al momento de amamantar

Es muy importante enseñar al bebé para que no se acostumbre a mamar de un solo pezón; haz que vacíe un pecho primero y luego el otro. Esto, además, es importante a nivel nutricional; ya que al amamantarse del mismo pecho, la leche cambia su composición, se vuelve más rica en grasa al final, lo que beneficia a tu bebé.

Lugar del bebé

La posición del bebé para amamantar también puede ayudar. Trata de que tome el pecho sentado en tus muslos, a tu lado, o bien, recostados en la cama, en posiciones que les resulten cómodas para ambos, bien pegado a ti y estómago con estómago (para que no tenga su cabecita girada y no tire tu pezón ya que te puede ocasionar dolor y grietas).

Dar pecho frecuentemente

Una vez que la leche haya bajado es muy importante tratar de no pasar grandes períodos sin que el bebé se prenda al pecho, esto evitará dolores molestos en la mama y además mantendrá un buen nivel de producción de leche, ya que mientras más amamantes, más leche tendrás y así lograrás cuidar tus pezones.

Limpieza de los pezones

Es muy recomendable la limpieza de tus pezones, para esto es importante que los limpies solamente con agua y luego dejarlos secar al aire libre o al sol.

Lubricación

Tus pezones deben estar lubricados, hazlo con crema de caléndula que no es tóxica para tu bebé, por lo que no hará falta que te la quites antes de dar pecho.

Curación de grietas

Debes saber cómo se debe colocar adecuadamente el bebé en el pezón; la mala colocación hará que aparezcan fisuras y grietas, si tus pezones tienen grietas puedes utilizar tu misma leche alrededor de los mismos, ya que posee propiedades cicatrizantes. Luego déjalos secar al aire.

Exposición al sol

Expón tus pezones al sol algunos minutos todos los días, ya que te ayudará a que se mantengan libres de humedad y a que se fortalezcan.

Es muy importante  que mantengas siempre tus pezones aireados y lubricados, de esta forma evitarás lastimaduras y sensibilidades incómodas que te pueden privar de este maravilloso momento.

Puede que nunca tengas grietas o heridas en tus pezones al momento de dar pecho a tu bebé, de igual modo es recomendable aplicar unas gotas de leche materna antes y después de amamantar. La misma leche es el mejor hidratante y, además, disminuye el riesgo de infecciones.


FUENTES:

"El arte femenino de amamantar", Asociación Liga de la Leche Colombiana. (2017) 

Otros contenidos del dosier: Lactancia

Comentarios

Artículos destacados

Las complicaciones en el parto
Las complicaciones en el parto

Tener un parto difícil, con un trabajo de parto prolongado y que requiera la intervención médica es uno de los mayores...

¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
Azul serenity para la habitación del bebé
Habitaciones infantiles en tonos pastel
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test