Bebés que reclaman mucha atención

¿Qué es un bebé de alta demanda?

Para el Dr. Sears1, pediatra estadounidense, los bebés de alta demanda presentan unas características muy particulares:

  • Duermen poco y se despiertan en cuanto se les acuesta. En situaciones en las que un bebé “clásico” se dormiría, como por ejemplo durante un paseo en el carrito o un trayecto en coche, los bebés de alta demanda no consiguen relajarse y permanecen en una vigilia constante.
  • Lloran a menudo y durante un tiempo prolongado.
  • Al poseer una sensibilidad extrema, reaccionan de manera más intensa que los otros bebés ante diversos acontecimientos. Cuando se les acuesta, por ejemplo, es como si se sintieran abandonados.
  • Manifiestan con mucha frecuencia la gran necesidad de que sus padres les cojan en brazos. Son muy difíciles de calmar, y no soportan otros brazos que no sean los de sus padres.
  • Los especialistas han observado que necesitan mamar a menudo para tranquilizarse.
  • A pesar de que su actividad motora es muy intensa no se trata de niños hiperactivos.

Un concepto reciente y controvertido

Sin embargo, algunos pediatras franceses, como la Dra. Sarah Bursaux, matizan este concepto: “Clasificar a los bebé en tipos es muy americano. En cambio, esta denominación se debe coger con pinzas en Europa. Claro que existen bebés de este tipo pero, a menudo, se trata de una relación que se ha creado entre dos. Es decir, que los padres permitan que su hijo lo acapare todo, que nunca den pie a una frustración y que, a veces, renuncien a su vida en pareja o a su vida social para responder a todas las necesidades de este tipo de bebé. Se trata de una relación fusional que algunas mamás instauran, sin querer y sin necesariamente darse cuenta, desde el nacimiento del niño”.

¿Cómo actuar con un bebé llorón?

Existen varias reglas para aprender a tratar a un bebé de este tipo.

  • Comprueba su estado de salud

Primero hay que eliminar las causas orgánicas. Es normal que un bebé llore pues es la única manera que tiene de expresarse: puede que le estén saliendo los dientes, o que tenga reflujos gastroesofágicos o cólicos, y es importante que nos ocupemos de ellos. En los casos más graves, estas molestias se pasarán con algún tratamiento o con mucha paciencia. No todos los pediatras recomendarán medicación. A veces bastará con cambiar de leche o modificar la cantidad para cubrir mejor sus necesidades.
Reorganiza tu tiempo
Si una vez eliminadas las causas orgánicas sigue llorando, llora mucho, con mucha frecuencia y de manera prolongada, ¡tendrás que armarte de paciencia! Cuidado con volverte totalmente esclava de tu pequeño. “Los padres tienen que negarse a estar siempre a su merced”, advierte la Dra. Bursaux. A veces, es necesario reorganizar el día a día para preservar nuestra vida privada. Por ejemplo, fíjate en la hora del último biberón para posponer la hora de la cena y poder disfrutar de un poco de tranquilidad con tu pareja. Esto evitará que cenéis con prisas y que os tengáis que levantar cada 5 minutos para ocuparos de vuestro bebé.

  •     Lleva un diario

Anotar los horarios, hábitos y comportamientos de tu bebé en un diario puede resultar muy útil. De este modo, si ves que a una determinada hora se cae de sueño y se duerme profundamente, aprovecha ese momento de respiro. ¡Pero no para ocuparte de las tareas del hogar! Es primordial que ese tiempo te lo dediques a ti misma. Cuanto más tranquila y feliz te sientas, más lo notará tu hijo. Según la especialista, “a veces es necesario dejar que el niño se frustre. Y esto no tendrá consecuencias negativas para el futuro”. Es decir, aprende a decirle que no cuando no ponga en peligro su salud o su bienestar.

  •     Háblale mucho

Explícale que si le dejas en la cama no es para castigarle sino para que descanse. Aunque pienses que no te entiende, un bebé lo interioriza todo. Al principio puede que siga llorando pero, con el tiempo, entenderá que esta fase de descanso es necesaria y beneficiosa para él.

  •     Déjate ayudar

Si es un niño que exige mucho contacto físico, puedes utilizar un portabebés mientras paseáis para que se sienta seguro por la proximidad de tu piel. También puedes dejarlo muy cerca de ti si estáis dentro de la misma habitación y no cogerlo sistemáticamente en brazos. O también puedes hablarle suavemente y cantarle nanas para que se tranquilice. Intenta dejárselo progresivamente a tus allegados: amigos, familia, etc. Al principio, déjales que le cojan mientras te quedas en la misma habitación y después aléjate poco a poco. Esto te ayudará a encontrar momentos para ti.

  •     Masajéale

Los masajes para bebés también pueden ser una solución eficaz. Consulta a un especialista en manipulaciones especialmente diseñadas para los bebés (para saber más, consulta nuestra galería sobre el masaje para bebés).

  •     Recurre a la medicina alternativa

En cualquier caso, no le dejes llorar durante horas pensando que se calmará solo. Según la Dra. Bursaux, “reforzará su sentimiento de inseguridad”. “A veces, la ayuda de la homeopatía o de la osteopatía puede resultar muy eficaz” (para saber más lee nuestros artículos sobre la homeopatía para niños y la osteopatía para bebés); una vez más, consulta a un especialista. No te quedes con dudas y consulta a un médico si la situación se vuelve difícil de manejar o demasiado agotadora.
También puedes ponerte en contacto con asociaciones de apoyo para las mamás y los bebés del mismo tipo. A veces, el hecho de intercambiar opiniones ayuda a no sentirse tan sola e incluso a aprender pequeños trucos.
Normalmente, este período “difícil” no dura más de un par de meses. A medida que tu bebé crezca, empiece a sentarse, a gatear o caminar, la situación mejorará y no será más que un recuerdo lejano.
V. Chaouat
Fuentes:
- "12 Features of a High Need Baby", Ask Dr Sears.
-  Raising a high needs baby", Ask Dr Sears.

Otros contenidos del dosier: Primeros meses del bebé

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test