Características del bebé hasta los 6 meses

El bebé de 10 días

Las comidas

El reflejo de succión y de deglución permite al recién nacido mamar con eficacia desde que nace. Las tomas, que apaciguan el hambre, le producen una gran sensación de bienestar. A los 10 días, se alimenta entre cinco y ocho veces cada veinticuatro horas.

Los movimientos

En reposo, el recién nacido tiene las piernas y los brazos flexionados, la cabeza vuelta hacia un lado y las manos cerradas, con el pulgar sobre el resto de dedos. Si se le sienta, no consigue mantener la cabeza erguida, pero si se le sujeta por debajo de los brazos, la incorpora. El recién nacido reacciona apretando con fuerza el dedo del adulto cuando éste le toca la palma de la mano (reflejo de prensión). Si se le pone de pie, da algunos pasos apoyado sobre los talones (reflejo de marcha). Si, cuando está sentado, se le deja caer hacia atrás, abre los brazos y los dedos, para luego cerrarlos (reflejo de Moro).

El sueño

La vida del recién nacido sigue el ritmo de las tomas de alimento y de las largas fases de sueño. Duerme mucho, un promedio de dieciséis de cada veinticuatro horas, en períodos de tres o cuatro horas. No distingue entre el día y la noche. Durante ciertas fases de la vigilia, se muestra agitado y llora con facilidad para manifestar una sensación desagradable (hambre, incomodidades, dolor). En otros momentos, se le ve apacible, con los ojos vivos y brillantes, atento.

Los sentidos

Cuando está despierto y tranquilo, el recién nacido observa. Se siente atraído por la forma de las caras y sus expresiones. Ve claramente los objetos situados a 30 cm de sus ojos. Oye bien. Los sentidos del gusto y del olfato funcionan perfectamente. Es sensible a las caricias. Reconoce a su madre y a su padre por la voz, el olor y las caricias.

El bebé de 1 mes

Las comidas

El lactante mama un promedio de seis veces cada veinticuatro horas, de las que una o dos tienen lugar por la noche. Los horarios de las tomas se vuelven más precisos. La de la noche se va desplazando hacia la mañana. La cantidad de leche ingerida varía según el momento.

Los movimientos

En reposo, tiene aún las piernas y los brazos flexionados. Si se le acuesta boca abajo,
puede girar la cara hacia un lado. Pierde el reflejo de marcha, pero sigue cerrando la mano si se le toca la palma con un dedo. No empezará a abrir la mano hasta cumplir unos dos meses.

El sueño

El bebé empieza a distinguir la noche del día. La fase de sueño nocturno se prolonga.
De día, los períodos de vigilia en que está tranquilo se alargan. Por la tarde, llora todos los días a la misma hora sin que nada consiga calmarlo. Este llanto, que se suele atribuir a cólicos, está más relacionado con los problemas transitorios originados por el establecimiento de ritmos de vigilia y de sueño que con el hambre o dolores abdominales reales.

Los sentidos

El lactante se fija con interés en los rostros y empieza a seguir los objetos con la mirada. Se esfuerza en producir sonidos y emite las primeras vocalizaciones. Todos los sentidos se agudizan y se enriquecen con nuevas experiencias. Los intercambios visuales y afectivos entre el lactante y sus padres dan lugar a las primeras sonrisas dirigidas e intencionadas.

El bebé de 4 meses

Las comidas

El bebé toma cuatro comidas al día, a veces cinco. La leche sigue siendo la base de su alimentación, pero ha empezado a familiarizarse con los cereales. Pronto descubrirá la fruta y las verduras cocidas y trituradas, puesto que ya es capaz de tragar los alimentos que se le ofrecen en una cuchara.

Los movimientos

El bebé sostiene muy bien la cabeza, y la puede girar a voluntad. Si se le acuesta boca abajo, la levanta y se apoya sobre los antebrazos. En reposo, extiende los brazos y las piernas. Si se le pone de pie, se mantiene erguido sobre las piernas. Empieza a utilizar las manos y ya las deja abiertas. Agarra los objetos entre el dedo meñique y el borde de la palma. Aparte de la succión, han desaparecido el resto de los reflejos primarios (prensión, de marcha y de Moro) del recién nacido.

Los sentidos

El bebé observa el mundo que lo rodea. Sigue los objetos con la mirada, de arriba a abajo y a los lados. Si oye un ruido, vuelve la cabeza y mira en la dirección de la emisión sonora. Balbucea y vocaliza. Empieza a jugar con un ábaco. Coge un objeto, lo sigue con la mirada mientras lo lleva en la mano y se lo dirige a la boca. Juega con las manos.

El sueño

El bebé puede dormir toda la noche sin despertarse. La calidad del sueño cambia y se duerme con facilidad para caer en un sueño profundo. Se tranquiliza chupándose el pulgar o el resto de dedos y también consigue encontrar recursos para dormirse solo.
Las crisis de llanto inexplicable son menos frecuentes.

El bebé de 6 meses

Las comidas

La alimentación se diversifica. Las cuatro comidas diarias aportan al bebé 500 ml de leche, algún derivado lácteo, cereales, verduras variadas trituradas a mediodía y por la tarde, de 10 a 25 g de carne o de pescado, o medio huevo y frutas.

El sueño

Las fases de sueño se han estabilizado. El bebé duerme entre diez y doce horas por la noche, de dos a tres horas por la tarde y, en ocasiones, una hora más por la mañana.
Pero este equilibrio puede variar para cada niño.

Los movimientos

En reposo, los brazos y las piernas están bien extendidos. Si se le acuesta boca abajo, se pone a cuatro patas. Se da la vuelta solo. Se mantiene sentado en equilibrio, apoyado sobre las manos, que sitúa delante. Sujeta los objetos entre los cuatro dedos y la palma de la mano, con el pulgar separado. Los agarra indistintamente con la derecha o con la izquierda, se los pasa de una mano a otra y deja caer uno para coger otro.

Los sentidos

Le gusta mucho pasar el rato manipulando objetos. Se familiariza con ellos y aprende a reconocerlos. Se dedica a la exploración de su cuerpo. Si está sentado, tira de los calcetines y se los quita. Cuando está acostado, consigue cogerse los pies y se los lleva a la boca. Dice algunas sílabas, sin repetirlas.

Otros contenidos del dosier: Primeros meses del bebé

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test