La habitación del niño: apuesta por la seguridad y el orden

Peluches por doquier, juguetes de todas las formas y tamaños… las habitaciones de los niños pueden llegar a convertirse en verdaderas leoneras. Toma nota de nuestros consejos para que tu hijo pueda jugar sin ningún peligro.

Consejos para la seguridad del niño

Los niños son las principales víctimas de los accidentes domésticos, por eso su habitación, más que ningún otro lugar de la casa, tiene que ser un espacio totalmente seguro.

  • La cuna del bebé debe cumplir con estrictas normas de seguridad. Tiene que tener barrotes o paneles de madera o plástico alrededor. Evita las literas demasiado altas para los más pequeños, podrían caerse mientras duermen;
  • Cubre los enchufes con protectores para evitar que tu pequeño meta los dedos en los agujeros;
  • Evita dejar cables colgando de los muebles o atravesando la habitación. Tu hijo podría tropezar con ellos o mordisquearlos y acabar electrocutándose;
  • Escoge cortinas con anillas y no las de riel que se cierran con un cordón ya que podría ahorcarse con él;
  • Las esquinas de los muebles tienen que se redondeadas o estar cubiertas con protectores de espuma para evitar golpes;
  • Quita las llaves de las cerraduras para evitar que se encierre;
  • Cierra siempre las ventanas o coloca una rejilla de seguridad;
  • Respeta la edad recomendada para cada juguete. Cuando están en la edad de llevarse todo a la boca, ten mucho cuidado con las piezas pequeñas de los juegos pues se podría atragantar con ellas;
  • Y por supuesto, nunca dejes productos peligrosos en su habitación, ya sean medicamentos si está bajo tratamiento, productos de baño o productos de limpieza si acabas de limpiar la habitación.

Ideas para tener la habitación siempre ordenada

Teniendo en cuenta la sorprendente capacidad de tu hijo para convertirse en huracán, es muy importante que la habitación se pueda recoger con facilidad.

  • El baúl con rueditas para los juguetes es un elemento indispensable. Si desde pequeño le acostumbras a recoger sus juguetes, podrás cambiar el baúl por casilleros en los que podrá guardar sus juguetes, clasificándolos según su utilización, hasta que tenga cuatro o cinco años. Para ayudarle, utiliza imágenes que representen los juguetes que van en cada compartimento;
  • Ponle un cesto de la ropa sucia a partir de los treinta meses para que meta su ropita por la noche. También puedes escoger uno doble para que separe la ropa blanca de la de color. Separar la ropa será como un juego para él, además estará encantado de ayudarte en lo que él considera “una tarea de mayores”;
  • Los muebles tienen que estar a su altura para favorecer su autonomía, el niño tiene que poder ir, volver, dibujar, sentarse y bajar solo de la cama.
  • Utiliza percheros que le queden a su altura. A tu pequeño le encantará colgar bolsos, bufandas, gorritos, etc.

Todos estos elementos adaptados al niño le ayudarán a aprender a cuidar de sus cosas y a ser responsable. Él estará contento ¡y tú también!

N. Boucherie

Otros contenidos del dosier: Cuidados del niño

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test