Cómo ayudarle a dejar el chupete

Algunos padres deciden tirarlo a la basura de la noche a la mañana, otros lo esconden y, si el bebé llora demasiado, lo recuperan, pero también hay quien cede y deja que su hijo utilice el chupete aunque eso les preocupe. En resumen: es difícil saber cómo ayudar al niño a crecer sin su chupete. Aquí te presentamos cuatro consejos a seguir para superar esta fase de la mejor manera posible.

Desdramatizar

Si el niño está sano, el chupete no es una adicción. Le ayuda a dormirse o a consolar sus penas, tal y como lo haría un peluche. De hecho, algunos niños son adictos al chupete y lo necesitan para tranquilizarse. Desde siempre los más pequeños de la casa chupan todo lo que se encuentran por delante, ya sea la ropa, un osito, sus propios dedos o el seno de su madre. Y precisamente por eso es absurdo que te angusties, porque tú hijo puede percibirlo y se preocupará.
Los casos más problemáticos afectan a bebés incapaces de pasar una hora seguida sin su chupete. Dos posibles causas: siempre se ha utilizado como recurso, de forma sistemática, sin intentar responder a sus necesidades (balanceo, canciones, caricias, juegos) o le ha servido de apoyo para soportar ciertos dolores después de nacer.

Esperar al momento apropiado

Contrario al aprendizaje de la propiedad, que debe adquirirse antes de entrar en la etapa de parvulario, no existe una fecha límite para abandonar el chupete. Algunos bebés dejan de pedirlo después de algunos meses y otros lo abandonan por sí solos a la edad de 2 años.
En cualquier caso, el chupete no debe presentar un obstáculo social, es decir, que su uso debe ser razonable y no obstaculizar la adquisición del lenguaje ni la relación con los demás. Cuando consideres que está preparado, siéntate con él para hablar del tema. Depende de ti que esto ocurra a los 3, 4 o 5 años, puesto que nadie mejor que tú conoce la evolución de tu pequeño.
Para saber si es el momento adecuado, presta atención a los acontecimientos importantes que pueden afectar a tu hijo, como la llegada de un hermanito, o hermanita, empezar la guardería, una mudanza… Todas son pruebas difíciles a superar y, por lo tanto, no es aconsejable obligarle a desprenderse del chupete.

Sugerir que deje el chupete

Lo cierto es que hay ciertos acontecimientos que pueden propiciar el cambio: la Navidad (“Podrías regalárselo a Papá Noel”), el primer día de cole o guardería (“Ahora que eres mayor, no necesitas el chupete, ¿verdad?”), después de una enfermedad, como la varicela, que le ha impedido chupar (“Fíjate qué bien, ¡no has utilizado el chupete en un montón de días!”), una visita al dentista…
Cada padre encontrará la frase apropiada para convencer a su pequeño de que abandone el chupete y animarle a superar ese obstáculo. Es una situación de cada familia tiene que adptar a sus particularidades… algunas posibilidades: “Por cierto, ¿todavía necesitas el chupete?”, “Fíjate en Fulanito, ¡se va a dormir sin chupete!”, “En tus dibujos animados preferidos, ¡nadie tiene chupete!”; “¿Por qué no intentas echar una siesta sin chupete?”, “Lo dejamos en el armario y, si lo necesitas, lo cogemos, ¿vale?”…

Evitar métodos radicales

Tirar el chupete a la basura, esconderlo, decir algo como “Mañana ya no habrá chupete”, son técnicas demasiado bruscas para los niños. Abandonar este objeto transicional, esa “extensión de sí mismo”, representa un verdadero obstáculo y, como padres, no podemos negárselo utilizando un método tan radical. Además, solo provocaría el efecto contrario al deseado.

L. Emile

Fuente:

Entrevista con Catherine Jousselme

Otros contenidos del dosier: Relaciones afectivas del niño

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test