Las actitudes regresivas del niño

Sucede entonces que un niño que había adquirido cierto grado de independencia, de repente no quiere alejarse de su madre. Otros se niegan a comer con cuchara o a tomar alimentos sólidos y quieren volver al biberón. En otros casos, vuelven a hablar mal, cuando ya habían conseguido grandes progresos en el lenguaje. Algunos necesitan de nuevo pañales o ya no soportan quedarse solos en la cama, etc.
Estas reacciones son clásicas. Lo cierto es que el desarrollo de un niño nunca es lineal: está compuesto de avances, más o menos espectaculares, y de retrocesos que, a su vez, desembocarán en una nueva evolución.
Las actitudes regresivas tienen su razón de ser: permiten al niño defenderse frente a situaciones difíciles y perturbadoras (nuevo tipo de cuidados, nacimiento de otro hijo, enfermedad, hospitalización). Pueden también producirse al margen de cualquier cambio evidente en el modo de vida del niño. Así pues, es necesario respetar estas conductas y no alarmarse por ellas, a no ser que se prolonguen, en cuyo caso puede resultar útil el consejo de un psicólogo.

El período de calma

Al final del tercer año, el niño ya ha aprendido a superar sus conflictos internos. Esta edad suele marcar un período de calma. Ahora que domina cada vez mejor la palabra, el niño expresa sus deseos, comprende más lo que se espera de él y lo que pasa a su alrededor. Una vez superadas las etapas difíciles, puede volverse más independiente y abordar otra etapa de su desarrollo: el descubrimiento del mundo exterior. Sabe que, aunque no vea a sus padres, no han desaparecido y van a volver, lo que le aporta la confianza suficiente (en ellos y también en sí mismo) para acercarse a otras personas:
niños y adultos. Ha llegado el momento de ayudarlo a descubrir el mundo y, entre otras cosas, la escuela...

Otros contenidos del dosier: Relaciones afectivas del niño

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test