Menú de Nochevieja para embarazadas

Paté de oca, cava y postres repletos de calorías están prohibidos durante el embarazo. Pero esto no significa que haya que privarse de todo lo que nos gusta. Escoge los alimentos que te favorecen y elimina los perjudiciales para festejar saludablemente y en paz.

Nada de alcohol

Las bebidas alcohólicas están prohibidas durante el embarazo, ya se trate de vino, cava o vinos dulces y espumosos. El alcohol es un tóxico que pasa a la sangre y por lo tanto al bebé. El alcoholismo materno puede causar aborto espontáneo y síndrome de alcoholismo fetal que puede dar origen a diferentes malformaciones congénitas. Así que se debe evitar la tentación.

Algunas sugerencias para brindar con la familia: agua mineral con gas, refrescos de dieta, zumos de frutas (sin azúcar) o verduras, y cerveza o sidra sin alcohol.

Las bebidas gaseosas pueden ayudar a luchar contra las náuseas, pero no hay que exagerar porque también tienen la desventaja de favorecer el reflujo gástrico y la inflamación del vientre. Los zumos de frutas son una buena opción pero hay que beberlos con moderación porque aumentan la acidez gástrica.

En cuanto a los canapés y otras delicias que suelen acompañar al aperitivo, ¡cuidado! Atención con las tostadas con mayonesa, el pescado crudo (en escabeche o ahumado), la pasta de tarama o la carne cruda (en forma de marinado o pasta para untar) para evitar la listeriosis y la toxoplasmosis, infecciones que pueden tener consecuencias graves para el bebé.

Lo más seguro son las verduras crudas crujientes (como el apio o el brécol con salsa de yogur para evitar la mayonesa, la salsa cóctel y otras preparadas con huevo crudo), los frutos secos, las patatas fritas y los pastelitos de aperitivo (una pequeña cantidad no hará ningún daño al bebé, pero si se abusa se sobrepasará la cantidad máxima de sal y grasa permitida por día), tostadas de verduras, brochetas de pollo, salchichas de cóctel y mostaza...

Entrantes selectivos

Las ostras, el carpaccio, el salmón ahumado, entre otros alimentos crudos, aumentan el riesgo de contraer listeriosis. En cuanto al paté de oca, acumula varias desventajas: es difícil de digerir y muy rico en vitamina A, la cual se desaconseja durante el embarazo. De todos modos, si realmente quieres consumirlo, hay que limitar las cantidades y elegir un producto envasado. Con el salmón ahumado* también hay que tener precaución. Si se come, que sea pasteurizado.

Algunas ideas para aperitivos de fiesta autorizados:
• Camarones, langostinos, langosta acompañada de pan integral con mantequilla con sal, una salsa picante de yogur y verduras a la plancha o puré de guisantes. Hay que asegurarse de que todo sea fresco y esté cocido adecuadamente;
• Cazuela de mejillones, vieiras gratinadas, caracoles con perejil y ajo;
• Terrina de pescado, pollo o verduras;
• Empanadas o tartas individuales de carne picada y piñones o de verduras.

Los platos tradicionales

Todas las carnes, aves y pescados están permitidos, tanto al horno como a la plancha, si están bien cocidos. La recomendación es prepararlos sin exceso de grasas para no duplicar su contenido calórico y digerirlos más fácilmente.

Algunos consejos: cocinar el pescado envuelto en papel de aluminio (en papillote), rellenar el pavo con verduras, usar nata ligera para las salsas y sazonar con aceite de oliva los platos de verduras cocidas al vapor. Las comidas congeladas deben evitarse.

Por último, es posible comer todo tipo de hongos, a condición de que sean frescos.

Los quesos

Las amantes del queso tendrán que olvidarse de los de pasta blanda, tales como camembert, brie o munster, sobre todo si están preparados con leche cruda. Todos los demás se pueden disfrutar. Eso sí, eliminando la corteza. Para acompañar lo mejor es una ensalada, la que ayudará a activar la digestión mejor que una barra de pan... En el caso de una ensalada verde, su limpieza es esencial: se recomienda lavar cada hoja individualmente.

Los peligros dulces

Los mayores peligros llegados a los postres son el huevo crudo y la leche en mal estado. Los helados están prohibidos, aún más si se teme que se haya roto la cadena de hielo, las cremas, las mousses y los pasteles rellenos. Todo lo demás se puede comer: turrones, roscos, panettones, tartas, pasteles, y por supuesto, macedonias de frutas frescas. Igualmente hay que comerlos con moderación. No hay que olvidar que durante el embarazo el sistema digestivo trabaja a media máquina.

Nuestro consejo: Tomar pequeñas cantidades para evitar la frustración y de paso evitar las náuseas o la distensión abdominal. Si apetece un café y ayuda a mantenerse despierta hasta el momento del brindis, no hay que privarse. La cafeína se convierte en un problema si se consume en dosis altas (más de tres tazas al día).

Lo que hay que beber

Un truco es beber un vaso de agua cada vez que los invitados vuelven a servirse un vaso de cava o vino. Así se evitará devorar el aperitivo, picar entre los platos, comer grandes cantidades, quedarse dormida en la mesa y mantener bajo control las náuseas, el reflujo y el estreñimiento. El agua es la respuesta.

¡Buen provecho y felices fiestas!

Y. Saïdj

* En materia de consumo de pescado las mujeres embarazadas deben ser cautelosas. Los contaminantes presentes en el pescado pueden contaminar al hombre. Este es el caso de los peces más grandes, en los que se concentran las sustancias tóxicas presentes en los peces pequeños de los que se alimentan. Por esta razón se prohíbe a las mujeres embarazadas o lactantes y a los niños pequeños el consumo de dorada, pez espada, tiburón y atún rojo.

Otros contenidos del dosier: Alimentación durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test