Química peligrosa en los productos cosméticos

Tres asociaciones de consumidores estadounidenses lanzaron un grito de alarma en 2002 (1) acerca del contenido de ftalatos en los productos cosméticos y de cuidado personal. Potencialmente tóxicos y prohibidos en los juguetes desde el año 1999, estas sustancias se encuentran en docenas de desodorantes, champús, lacas de uñas, cremas corporales y perfumes.

Ftalatos. Perfume de escándalo

Los ftalatos son productos químicos que, en estudios con animales, han mostrado ser muy nocivos. Las pruebas llevadas a cabo en laboratorio muestran que los ftalatos pueden causar daños reproductivos y de desarrollo --malformaciones en el feto y durante el crecimiento--, así como generar residuos tóxicos en el hígado y el corazón, los riñones y los pulmones y la sangre. Numerosos estudios indican resultados similares con humanos.

Un estudio realizado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos (Centers for Disease Control and Prevention), encontró que el 5% de las mujeres estadounidenses en edad de concebir presentaba niveles anormalmente altos de un tipo de ftalato, el DBP o ftalato de dibutilo. Sus concentraciones eran veinte veces mayores que las observadas en la población general.

Los ftalatos se ocultan en muchos productos. Así, los individuos están a menudo expuestos no a un tipo sino a varios tipos de ftalatos. Estos productos químicos se utilizan ampliamente en la industria, especialmente para suavizar los objetos de plástico, y en la fabricación de embalajes, botas de agua, impermeables, cortinas de baño, material médico…

"Las mujeres embarazadas o lactantes deberían aplicar el principio de precaución no sólo con los juguetes eróticos [en los que también están presentes los ftalatos] sino con todos los productos que contengan ftalatos, porque llegan directamente al feto a través de la placenta", explica la doctora Marieta Fernández Cabrera, de la Universidad de Granada, en declaraciones al diario español El Mundo (2).

Hemos visto que los niños en cuya leche materna hay más ftalatos presentan menos niveles de hormonas sexuales", declaró también al diario El Mundo el doctor Jaime Mendiola, de la Universidad de Murcia. "En la etapa prenatal se debe evitar cualquier exposición: es una etapa de la vida especialmente importante y sensible, y cualquier cambio podría producir una disfunción", añadió.

No todos los ftalatos son iguales

Coautor de un estudio sobre los ftalatos para el Instituto Nacional de Investigación y Seguridad (INRS), Annie-Laudet Hesbert intenta tranquilizar a los consumidores. La especialista señala que  "todos los ftalatos no deben ponerse en la misma cesta". La toxicidad de estos productos depende de las características químicas, como la longitud de su cadena y la existencia de conexiones laterales. "Cuanto más peso molecular tiene un ftalato menos peligroso es porque es menos probable que pase a través de la piel y el tracto gastrointestinal".

La experta también señala que la Comisión Europea lejos de desinteresarse por los ftalatos es muy activa en esta cuestión. En enero de 2003, el Parlamento Europeo aprobó un proyecto de ley que prohíbe los ftalatos peligrosos en todos los cosméticos. Desde 2007, la Unión Europea exige a las compañías de cosmética analizar e informar acerca de los posibles riesgos sobre la salud humana de las miles de sustancias químicas empleadas en productos de consumo. Conocida como normativa Reach (Registro, Evaluación y Autorización de productos Químicos), incluye los ftalatos en su mandato.

Perfumes en Estados Unidos. Suspenso para casi todos

En 2002, una coalición de organizaciones medioambientales y de salud pública independientes de Estados Unidos (1) lanzó la iniciativa Campaign for Safe Cosmetics (Campaña por una cosmética segura) contratando un laboratorio para analizar conocidos productos de belleza en busca de ftalatos. De las 72 muestras analizadas, 52 contenían alguna sustancia de esta familia de sustancias químicas, incluyendo los productos de firmas como Chanel, Dior y Calvin Klein.

En 2004, el grupo ofreció a todas las compañías la oportunidad de mejorar su imagen a través de la firma de un acuerdo: "Abandonar completamente el uso de sustancias químicas capaces de causar cáncer, mutaciones o defectos de nacimiento". En 2007, alrededor de 500 compañías habían firmado el acuerdo.
En 2005 Greenpeace Francia presentó los resultados de una investigación sobre el contenido de ftalatos y otros químicos nocivos presentes en 35 marcas de perfumes seleccionadas al azar. (4)

Para confeccionar cualquiera de los perfumes de media y alta gama que encontramos en las tiendas se emplean varias sustancias químicas, aunque las más polémicas son las que pertenecen a la familia de los ftalatos. Los ftalatos más empleados por la industria cosmética en sus perfumes son el dibutyl ftalato (DBP); el diethyl ftalato (DEP) y el diethylhexyl ftalato (DEHP). Las grandes firmas de cosmética los usan para prolongar la duración de las fragancias.

Europa y California lideran el esfuerzo en contra de los ftalatos

Inspirado en la iniciativa europea, desde enero de 2007 el Estado de California obliga (Ley de cosméticos seguros) a cualquier fabricante que facture más de un millón de dólares anuales en productos de cuidado personal en el Estado a revelar si emplean productos sospechosos de provocar cáncer y defectos de nacimiento. Dos de los ftalatos más polémicos, el DBP y el DEHP, entran en este mandato. Por su parte, la FDA (Food and Drug Administration) el organismo federal regulador de medicamentos, es mucho más permisiva en relación con el empleo de sustancias químicas en productos de cuidado personal como perfumes y otros cosméticos. Su argumento es que "no ha quedado claro" el efecto perjudicial sobre la salud humana.

Mientras la Unión Europea había prohibido el empleo de alrededor de 1.000 sustancias consideradas peligrosas, la FDA sólo había suprimido ocho. Y aunque el empleo de DEHP está prohibido en la actualidad en la UE, los investigadores independientes lo encontraron en muestras de los perfumes Happy, Poison y Beautiful comprados tanto en Estados Unidos como en Europa.

El escepticismo acerca de su inocuidad sigue siendo el mejor consejero a la hora de comprar productos cosméticos. Como guía puede consultarse la lista en línea que mantiene la asociación estadounidense Environmental Working Group como parte de su Campaña por unos Cosméticos Seguros

Doctora Corinne Tutin. -Estela Estrada.

Fuentes:
1. Environmental Working Group, Coming Clean, Care Without Harm
2. El Mundo
3. Centers for Disease Control and Prevention
4. Greenpeace

Otros contenidos del dosier: Belleza y embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test