Lo que necesitas saber sobre las estrías

Estrías: las diferentes causas

En general, cuanto más frágiles son las fibras, mayor es la susceptibilidad de la piel a la aparición de estrías. Pero también existen otros factores que pueden ser responsables de su aparición:

Según los expertos, la causa hormonal desempeña un papel preponderante en la aparición de las estrías. Cuando la secreción de corticoides aumenta, su elevada concentración bloquea los fibroblastos (las células de mantenimiento del tejido conjuntivo) y la producción de colágeno disminuye. El resultado es que la piel pierde su elasticidad y se "rompe" con el más mínimo estiramiento. Debido a que el factor hormonal es importante y la piel de la mujer es más frágil, las estrías son más frecuentes en mujeres que en hombres.

Los aumentos rápidos de peso (especialmente durante el embarazo) o los estiramientos de la piel durante la adolescencia también son responsables de la aparición de estrías.

Por último, la genética también puede ser un factor importante en la debilidad de las fibras, aunque no existe un tipo de piel más propenso que otro a las estrías. Por ejemplo, el color de la piel no es un factor de aparición o no de estrías. Es el grosor de la piel lo que hay que tener en cuenta. Cuanto más gruesa es la piel y, por lo tanto, más fibras contiene, menos estrías sufrirá.

Algunas zonas del cuerpo son más propensas a la aparición de estrías: las piernas, especialmente en la zona de las rodillas, solicitan las fibras de la piel debido a muchos movimientos. Este fuerte uso de la piel comporta que la aparición de estrías se produzca con mayor facilidad. En las mujeres embarazadas, las estrías aparecen principalmente en el vientre y en los pechos, y en las adolescentes pueden aparecer marcas violáceas en el pecho, los muslos o las nalgas. 

Estrías: una paleta de color significativa

El aspecto antiestético de las estrías está estrechamente relacionado con su visibilidad. Además de su posición, el color puede variar del rosa palo al violáceo en el momento de la formación para acabar dejando marcas de color blanco sobre la piel. La profundidad y el color de una estría marcan su evolución, pero llega un momento en que la profundidad se estabiliza, las fibras se vuelven rígidas alrededor de la "cicatriz" y la estría toma su color definitivo.

Aunque con el tiempo parece que se ven menos, son igual de difíciles de disimular.

¿Cómo prevenir y tratar las estrías?

Las mujeres deberían cuidarse especialmente hidratando la piel durante los periodos de cambios hormonales, como la adolescencia, la menopausia y el embarazo. Una buena hidratación permite flexibilizar la epidermis.

Los productos antiestrías que contienen generadores de fibras aumentan el grosor de la piel, por lo que son interesantes desde este punto de vista. Durante el embarazo, conviene priorizar los productos antiestrías que activan los fibroblastos y el colágeno. Para saber si un producto es eficaz, puedes consultar en sus resultados clínicos el número de fibras de antes y después de su uso.

Por otro lado, las estrías son como cicatrices de la superficie de la piel cuando se instalan, por lo que no se pueden eliminar al 100 %, aunque sí se pueden atenuar. Un masaje en la zona de la estría ayuda a hacer circular la sangre. Por supuesto, si optas por productos antiestrías súper hidrantes y que refuerzan el colágeno, disimularás el aspecto de la estría, aunque nada las puede hacer desaparecer.

J. Xavier

Otros contenidos del dosier: Belleza y embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test