Masajes para un embarazo más relajado

Durante el embarazo verás que tu vida, si no se trastoca por completo, quedará al menos profundamente transformada. Si estás cansada o ansiosa nada mejor que un masaje para remediarlo. El bienestar que sienta tu cuerpo influirá positivamente en el espíritu.

Evacua el estrés

Cuando esperas un bebé tu cuerpo se siente extremadamente necesitado. Que lo toquen y lo mimen se vuelve una necesidad tan fundamental como el aire, el agua o la comida. "Los masajes pueden mejorar los estados de ansiedad", afirma Tatsuya Ozawa, directora adjunta del centro de investigaciones sobre relajación de Shiseido en Japón. La experta demuestra, gráfico en mano, que esta terapia "regula el ritmo de las ondas alfa del cerebro", responsables de la relajación cerebral. El masaje libera una flota de endorfinas, que son sustancias ansiolíticas, antidolor y antiestrés. Además, los especialistas concuerdan en que los masajes ayudan a la futura mamá a abordar el momento del parto de manera más tranquila

Recobra la energía

Sin motivo aparente, te sientes agotada. Es normal, tu cuerpo está sometido a un trabajo muy intenso. En esos momentos, el masaje se convierte en una fuente muy valiosa de vitalidad. Numerosos tests realizados en el Instituto Internacional del Tacto de Miami confirman que esta técnica manual juega un rol importante en la homeostasia, la capacidad que tiene el organismo de mantener constantes ciertas condiciones fisiológicas, particularmente las del sistema inmunitario. A la vista de los resultados es posible constatar un aumento en la concentración de la inmunoglobina A, conocida por sus propiedades inmunitarias. De modo que algunas sesiones a lo largo de los nueve meses permiten reforzar el potencial energético y mejorar la resistencia.

Inspira, expira

Para relajarte durante el masaje, haz lo mismo que harías si estuvieras dándote un baño de inmersión, ¡respira! “La respiración juega un papel fundamental en el buen desarrollo del embarazo”, explica Joël Savatofski, masajista y kinesiterapeuta. Para recuperar el aliento hay que privilegiar las respiraciones profundas. Inspira utilizando la parte situada debajo del diafragma. Esto provoca un masaje en todos los órganos abdominales. Además de la calma que se experimenta, esta gimnasia respiratoria regular favorece la regresión de algunos problemas típicos de los primeros meses de gestación, como son el vértigo, las náuseas y las palpitaciones. Las pequeñas molestias causadas por las dificultades respiratorias también pueden verse atenuadas.

Siéntete a gusto con tu cuerpo

Para la mujer embarazada la relación con su cuerpo es fundamental. Es importante que las sensaciones corporales se acompañen de un sentimiento de bienestar general. Para aprovechar al máximo todos los beneficios del masaje “agucemos la piel como aguzamos el oído”, propone Alain Héril, sofro-analista especializado en la preparación del parto. Es esencial mostrarse disponible, abandonarse a las sensaciones y escuchar al propio cuerpo. El masaje se convertirá entonces en una pausa de la que saldrás distendida y radiante.
C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Belleza y embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test