Trámites a realizar para inscribir al recién nacido

Lo primero, inscribirlo en el Registro Civil

En el Hospital, tras el nacimiento, nos darán dos tipos de documentos: Uno donde constan los datos del nacimiento (hora, lugar, día); y otro con datos para los servicios de Estadística (nos preguntarán datos de filiación a los padres, domicilio…). Ambos documentos, una vez cumplimentados, han de ser llevados, junto al libro de familia, al Registro Civil. Y allí nos inscribirán al bebé (rellenarán su página correspondiente dentro de dicho libro de familia).

Generalmente, deberemos acudir al registro de la ciudad donde ha nacido el bebé; o bien, donde estén empadronados los padres, por ejemplo.

Es un trámite gratuito. Si los padres están casados, puede acudir uno de los dos. Si no lo están, han de acudir los dos, puesto que el padre ha de “aceptar” que la criatura es suya.

Trámites en la oficina del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social)

La finalidad de este trámite es inscribir y hacer beneficiaria de nuestra “Seguridad Social” a la criatura. Por tanto, la darán de alta en la base de datos, y quedará como beneficiaria de uno de sus padres (cualquiera de los dos, a elegir en el mismo momento).

¿Qué hemos de aportar para dicha inscripción?

Hemos de llevar el libro de familia, con la criatura inscrita.

¿Hemos de realizar algún trámite más en el INSS?

Aquí se pueden tramitar también el permiso maternal (hemos de rellenar un formulario, y hemos de llevar, además, el DNI, el libro de familia, el impreso de baja maternal que nos hizo nuestro médico, un certificado de empresa, y tener preparado el número de la cuenta bancaria donde deseamos que nos ingresen la cantidad que corresponde, dado que nos lo pedirán en el formulario a rellenar), y el paternal (también comporta rellenar un formulario, pero además, como vemos en el apartado correspondiente, la necesidad de traer con nosotros el libro de familia, el DNI, y el certificado de empresa).

Preparando las visitas de control del recién nacido

Si disponemos de mutua privada, no habrá problemas a la hora de inscribir a la criatura, salvo el hecho de darla de alta telefónicamente en la mutua en cuestión. Le asignarán un número de cliente propio, y ya podrá disfrutar de las visitas pertinentes.

Si no disponemos de mutua, y nuestros médicos están en alguno de los ambulatorios de la Seguridad Social, hemos de inscribir a la criatura en el ambulatorio que nos toca por zona.

A la hora de inscribir al recién nacido en el ambulatorio de referencia (y con ello comenzar a programarlo para las próximas y cercanas visitas de control por parte de su pediatra) debemos acudir al centro de salud con determinados documentos: el libro de familia (donde habrá sido inscrita previamente la criatura en el Registro Civil de la ciudad de nacimiento de la misma), y un certificado del Instituto Nacional de la Seguridad Social, donde conste que está dado de alta en dicha entidad. Por tanto, antes de pensar en darlo de alta en el ambulatorio de referencia, deberíamos acudir al Registro Civil, y a la Oficina del INSS más cercana.

Otros contenidos del dosier: Embarazo y parto: derechos y trámites

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test