Cómo vestirse durante el embarazo

Ante todo, comodidad

La única norma que debes seguir durante el embarazo es escoger ropa y calzado cómodos y con los que no te sientas comprimida. De este modo te sentirás a gusto en tu cuerpo y atractiva de forma natural. A partir de ahí puedes combinar como mejor te guste los accesorios, los fulares, los broches y los collares para que no te resulte monótono repetir las mismas prendas.
Sé práctica de los pies a la cabeza
Al principio podrás seguir usando tu ropa habitual, ya que el aumento de peso apenas será perceptible y tu silueta aún no habrá sufrido grandes cambios. Puesto que tus senos aumentarán de volumen rápidamente, la primera prenda de premamá que comprarás será un sostén con aros que sostenga bien el pecho y sea cómodo. A medida que transcurran las semanas, elegirás blusas más holgadas, suéters anchos y, por qué no, tal vez alguna prenda del futuro papá. La ropa «de arriba» no supone ningún problema, mientras que encontrar ropa «de abajo» siempre es algo más complicado. Por lo general, al final del primer trimestre necesitarás cambiar de talla. Es un buen momento para utilizar faldas y pantalones de cintura elástica. Si quieres usar mallas, elige dos tallas más de la habitual y enrolla cuidadosamente la parte de la cintura sobre tus caderas de modo que la goma no comprima el útero.
¿Ropa de embarazada?
Puede llegar el momento en que te sientas tentada a comprar en alguna tienda especializada. Afortunadamente, hoy la ropa de embarazada ofrece unas líneas muy actuales, por lo que no te verás obligada a recurrir a los clásicos vestidos bordados de color pastel. Además, en los grandes almacenes de ropa encontrarás colecciones desenfadadas que incluyen pantis especiales, pantalones o blusas ajustables. Confía en la experiencia de tus amigas a la hora de decidirte por una opción u otra: ¿botones o elástico?
Ropa interior, medias y pantis
Utiliza ropa interior de algodón para evitar las alergias y las micosis, en particular si alguna vez ya has sufrido este tipo de problemas, ya que los tejidos sintéticos favorecen la proliferación de gérmenes vaginales, sobre todo durante el embarazo. Evita usar liguero y medias con goma hasta media pierna, pues son poco recomendables para la circulación sanguínea. Lo mejor es optar por los pantis, algunos de los cuales están especialmente diseñados para mujeres embarazadas, aunque también puedes utilizar tu marca habitual siempre que los cortes por la cintura. Si sientes las piernas cansadas o tienes tendencia a las varices, utiliza pantis de comprensión; que no te asuste su nombre: hoy en día estos pantis se venden en distintos colores y te proporcionarán una gran comodidad.
El calzado
A medida que avance la gestación, tu centro de gravedad se desplazará y las articulaciones se volverán más frágiles. Si te gusta llevar tacón, puedes continuar haciéndolo siempre que no supere los 3 cm. Los zapatos deben ser anchos. Los de tacón de cuña no te resultarán incómodos, pero debes tener en cuenta que si la suela es demasiado alta tu equilibrio podría ser inestable. Lo ideal es escoger un zapato cómodo que te proporcione un buen equilibrio y que no apriete demasiado, ya que hacia el final del embarazo los pies tenderán a hincharse. Es mejor que dejes las botas para la próxima temporada, ya que al comprimirte las pantorrillas pueden favorecer la hinchazón de piernas y pies (edemas) e incluso la aparición de varices. Si tu actividad profesional te lo permite, utiliza zapatillas deportivas; además de ser cómodas, están disponibles en una gran variedad de colores, por lo que podrás combinarlas con distintas prendas.

Algunos consejos para lucir silueta

Las superposiciones ayudan a marcar la silueta: prueba a ponerte, por ejemplo, una camisa larga con un chaleco corto sin mangas, un suéter ancho y corto encima de una camiseta larga y ceñida, o una blusa holgada y desabrochada encima de un vestido. Para evitar caer en la monotonía, complementa estas prendas con cinturones elásticos o con fulares atados que resalten el vientre. Elige prendas de color, que sientan bien a la cara. Es posible que te sienten de maravilla durante el embarazo colores que nunca antes habías usado. La tendencia actual es usar ropa que marque sin complejos las curvas del vientre. Esto no significa que debas someterte a los designios de la moda, sino que debes seleccionar tu vestimenta en función de tus gustos y de tu silueta. La idea es que todo está permitido, siempre que no te sientas incómoda o comprimida. En invierno o con tiempo húmedo, procura mantener el vientre bien tapado, sobre todo en las últimas semanas del embarazo.

¿Qué sostén debo elegir?

Es muy probable que el sostén sea una de tus primeras compras, ya que los senos aumentan de tamaño desde el principio del embarazo y, a falta de músculo, se dilatan. Por ello es importante que elijas un buen sostén.
Elige un producto de calidad, cómodo y preferiblemente de algodón.
Siempre que no te molesten, opta por los aros para una mayor sujeción.
El sostén debe cubrir todo el seno, debe tener unas copas profundas que separen los senos sin comprimirlos y unos tirantes anchos. De nada te servirá calcular la talla que necesitarás, ya que es muy probable que aumente a lo largo del embarazo. Pruébate el sostén antes de comprarlo para evitar sorpresas.
Espera hasta el final del embarazo para comprarte un sostén de lactancia y calcula una talla más de la que estés utilizando, pues tus senos podrían aumentar aún más de tamaño.

Otros contenidos del dosier: En forma durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test