Deportes que convienen durante el embarazo

Todo depende del momento del embarazo en el que estés. En el primer trimestre puedes hacer prácticamente cualquier actividad. Después hay que ser un poco más prudente. Si no has hecho deporte antes, éste no es el momento de empezar de manea intensiva. Pero si tienes la costumbre de hacer deporte puedes continuar haciéndolo bajo la condición de que no sea muy violento, de que no presentes ningún problema médico y de que el doctor haya dado su consentimiento.

Los deportes que se recomiendan

Las actividades físicas que más se aconsejan son caminar y nadar. Los paseos puede realizarlos hasta la mujer menos deportista y continuarlos durante todo el embarazo; nadar es sumamente relajante, incrementa las capacidades cardiacas y no provoca dolores en las articulaciones.

La gimnasia suave también es recomendable y se asocia a una preparación del parto. Si quieres hacer un poco de gimnasia, elige las sesiones de veinte minutos dos o tres veces por semana en lugar de clases de una hora; en casa, no olvides calentar antes de empezar los ejercicios. Evita los estiramientos violentos ya que los ligamentos tienden a relajarse durante el embarazo.

Hay mujeres que disfrutan haciendo danza, yoga o bicicleta pero el tamaño de la tripa al final del embarazo seguramente impedirá practicarlos cómodamente.

Los deportes prohibidos

Hay ejercicios que deben evitarse después del cuarto mes, ya sea porque pueden provocar una caída (equitación, esquí) debido al desplazamiento del centro de gravedad del cuerpo que favorece la pérdida del equilibrio, o porque pueden resultar en choques o traumatismos a la altura del abdomen (deportes de pelota en grupo, judo, karate…).

El tenis y el jogging tampoco se recomiendan porque pueden generar mucho impacto y provocar esguinces. Actividades como el alpinismo y el submarinismo también quedan prohibidas; ésta última porque la apnea es peligrosa para el feto.

Otras precauciones durante el embarazo

Debes evitar los movimientos bruscos y la presión excesiva en las articulaciones ya que éstas se fragilizan durante el embarazo. Evidentemente, descansarás más que antes y te abstendrás durante el periodo de más calor. Es importante seguir una alimentación sana y rica en potasio ya que los calambres son más frecuentes durante estos meses. No olvides comer carne, frutas y verduras y beber abundante agua para no deshidratarte.

¿Qué podemos esperar del ejercicio físico?

Los beneficios del ejercicio físico durante el embarazo son múltiples: mantienen la musculatura abdominal, mejoran la circulación sanguínea, aumentan la resistencia… Además, moverse y ocuparse de sí misma produce bienestar psicológico. Muchos estudios han demostrado que una actividad deportiva facilita el trabajo de parto al aumentar las capacidades respiratorias y que las mujeres que han continuado haciendo ejercicio durante la gestación suelen parir por cesárea con menor frecuencia. ¿Convencidas?

Dr. C. Tutin

Otros contenidos del dosier: En forma durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test