Embarazo: ventajas de la danza del vientre prenatal

Cada vez más, las mujeres embarazadas recurren a la danza del vientre para preparar el alumbramiento. Muchos ginecólogos ya han confirmado los beneficios de una técnica que, en realidad, es una forma muy antigua de preparación del parto. Durante la sesiones, la futura mamá trabaja todos los músculos del cuerpo, pero sobre todo los implicados en el momento de dar a luz.

De los pies…

La danza del vientre prenatal ofrece muchas ventajas a la futura mamá: mejora su salud física y su bienestar mental. Ya sea aliviando los dolores de espalda, de las articulaciones o trabajando el perineo y la respiración, los movimientos permiten a la mujer adquirir consciencia sobre su propio cuerpo; en consecuencia, se siente más ágil y liviana, ¡a pesar de tener tripa y pesar más!
Desde los puños, pasando por los hombros, la danza del vientre prenatal “trabaja todas las partes del cuerpo, haciendo que la mujer sea más consciente de él y lo quiera más”, explica el profesor alemán de danza del vientre Gaby Oeftering (quien ha desarrollado, en colaboración con médicos y terapeutas, ejercicios adaptados a las futuras mamás). Particularmente adaptada al cuerpo de la mujer embarazada, la técnica refuerza la flexibilidad y la tonicidad del pecho, los hombros, los brazos, las manos, la pelvis, los tobillos y, sobre todo, el vientre.
La alternancia de las diferentes figuras (balanceos fluidos, oscilaciones rápidas…) mejora la flexibilidad de los músculos y los ligamentos y robustece la musculatura de la espalda, los muslos y el pecho. Además, el reforzamiento del perineo mejora el apoyo pélvico, lo que permite reducir de manera notable el riesgo de pérdidas urinarias.
Los ejercicios de ondulación y de caderas ofrecen un efecto de masaje sobre los órganos genitales y del intestino, lo que desemboca en una mejor circulación sanguínea y de la motricidad digestiva.

… a la cabeza

La danza del vientre aporta mucho bienestar a la futura mamá. Mejora su concentración, disminuye las molestias y las tensiones y armoniza el cuerpo y las emociones. Estas conquistas pueden ser muy útiles el día del parto e incluso permitir que el bebé esté más oxigenado.
Asimismo, la danza refuerza la feminidad de la mujer, en un momento en el que puede dudar de su poder de seducción. “La bailarina oriental prenatal tiene derecho a hacer gala de sus formas”, concluye Oeftering. En efecto, los trajes son ligeros y desvelan las curvas de la pelvis y el vientre, completamente descubierto. Los movimientos de la danza del vientre prenatal le dan a la mujer una imagen positiva de su cuerpo, permitiéndole expresar su sensualidad. Finalmente, como subraya María, asidua a las sesiones de la técnica, “la danza del vientre oriental permite intercambiar y desarrollar vínculos con otras mujeres embarazadas”.

Algunas precauciones

Para lanzarse a la danza del vientre no hace falta tener nociones de baile, dado que el objetivo es moverse y trabajar los músculos con el fin de calmar los dolores y evacuar el estrés. Así, cualquier mujer puede practicarla. Sin embargo, es mejor empezar después de las 12 semanas de embarazo y siempre con el consentimiento del médico. Hay que añadir también que el método constituye únicamente un complemento de la preparación médica y en ningún caso la reemplaza.
Asimismo, es importante elegir el curso correctamente, pues aunque la disciplina gane terreno, sigue siendo muy minoritaria y, por tanto, poco accesible. Lo mejor es hablar con la propia matrona o con una bailarina del vientre que, por supuesto, sea competente en la materia, pues no todos los movimientos de la danza del vientre convienen a todas las embarazadas.
Las mujeres que hayan probado la danza del vientre prenatal y quieran seguir yendo, están de suerte: es posible continuar las sesiones hasta el final del embarazo e incluso después. Los trajes son magníficos y resaltan la figura, ¡no importa cuán redonda sea!
C. Patez

Otros contenidos del dosier: En forma durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test