Gastroenteritis durante el embarazo: cuidado con la deshidratación

La necesidad de beber agua aumenta en la mujer embarazada. En caso de gastroenteritis, el principal riesgo es la deshidratación”, previene el profesor Philippe Deruelle, médico ginecólogo en Lille y secretario general del Comité Nacional de Ginecólogos francés.

La deshidratación podría tener consecuencias nefastas en la salud de la futura mamá, desde luego, pero también sobre la de su bebé. El cuerpo, al que le falta agua, no podrá aportar los nutrientes necesarios al feto. La deshidratación también puede alterar la circulación sanguínea materno-fetal, poniendo así en riesgo la salud de la madre y del bebé.

Hidrátate con bebidas azucaradas

Tal y como nos confirma nuestro experto, la gastroenteritis no tiene un tratamiento particular. “El único peligro es la deshidratación, ya sea a causa de los vómitos o de la diarrea, y por lo tanto lo más importante es hidratarse. Puesto que en algunos casos es difícil seguir alimentándose, se aconseja tomar una bebida azucarada para así aportar nutrientes y azúcares”, explica nuestro médico. Durante el embarazo, esta bebida podría ser zumo de naranja diluido en un poco de agua. “Es necesario que la mujer embarazada continúe bebiendo entre 1,5 y 2 litros de agua al día”.

¿Y en caso de diabetes gestacional? “La glicemia de una mujer embarazada se desequilibra más fácilmente por la enfermedad, pero el desequilibrio es mínimo, así que, en caso de gastroenteritis, no hay de qué preocuparse”.

Gastroenteritis durante el embarazo: mantén una alimentación equilibrada

Desde un punto de vista alimenticio, no hay muchas diferencias. “Yo siempre aconsejo a las mujeres embarazadas que consuman arroz, alimentos con tendencia a solidificar las heces, pero no hay recomendaciones específicas. Lo importante es proteger al bebé, no dejar de comer ni de beber, ya que entre náuseas y vómitos, el bebé podrá alimentarse”.

Cuidado con la automedicación durante el embarazo

Los medicamentos disponibles hoy en día en el mercado para combatir la gastroenteritis no tienen ningún riesgo en la mujer embarazada”, subraya el ginecólogo. Para aliviar las náuseas y frenar los vómitos se suele recetar un antiemético, además de unas pastillas con levadura para restaurar la flora intestinal. “Pero nunca te automediques”, previene Philippe Deruelle. “Si la mujer embarazada quiere empezar un tratamiento, lo primero que debe hacer es consultarlo con su médico de cabecera o ginecólogo. Primero por prudencia, pero también porque cada día salen medicamentos nuevos al mercado para luchar contra la gastroenteritis y quizá haya algún tratamiento inocuo para la mujer embarazada”.

S. Boultif

Fuentes:

Entrevista al doctor Philippe Deruelle, febrero de 2016

Troubles hydroélectrolytiques pendant la grossesse : complications maternelles et fœtales (Problemas hidroeléctricos durante el embarazo: complicaciones maternales y fetales).

Asociación de ginecología de Canadá

Otros contenidos del dosier: Enfermar durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test