Fitoterapia para embarazadas

Algunas precauciones necesarias

Aunque te hayas procurado un buen manual de fitoterapia, no tomes ninguna iniciativa sin consultar antes a tu médico. Contrariamente a lo que se tiende a creer, algunas plantas, cuando se utilizan mal o en dosis no adecuadas, pueden suponer un peligro real. Así, ciertas plantas poseedoras de componentes que estimulan los músculos del útero, en dosis elevadas pueden provocar un aborto espontáneo.
Por norma general, se aconseja evitar cualquier tratamiento médico, incluidos los aceites esenciales, durante los tres primeros meses del embarazo. Algunas plantas incluso deben prohibirse durante todo el embarazo (ver cuadro). Procura, asimismo, no tomar ciertas plantas durante períodos demasiado prolongados. Algunas de ellas, como la manzanilla romana, la tila o el maíz son muy eficaces, pero pueden tener efectos secundarios si se utilizan durante más de tres semanas. Por tanto, hay que ser extremadamente prudente.

¿Cómo conseguir remedios a base de plantas?

Puedes consumir las plantas medicinales en diferentes formas (cápsulas o comprimidos) o bien preparar en casa infusiones o decocciones. En todo caso, procura adquirirlas en una herboristería de competencia reconocida y evita las compras por correspondencia, salvo si el proveedor es de prestigio reconocido.
En la medida de lo posible, procura adquirir plantas y sus productos derivados con certificado de origen biológico.
Si compras plantas secas, asegúrate de que no han estado almacenadas en tarros transparentes expuestos a la luz (ya que este hecho provoca una rápida degradación de los principios activos) y que conserven su aroma y su color. No dudes en pedir consejo a tu farmacéutico y en comentarlo con el médico que realiza el seguimiento de tu embarazo.

Plantas que puedes consumir durante el embarazo

Puedes tomar algunos remedios sencillos, elaborados a base de plantas medicinales, con el fin de aliviar los pequeños trastornos que se van manifestando durante los meses que dura el embarazo.
Muchos de estos remedios deben tomarse en forma de infusión. La infusión se prepara exactamente como el té, y puede beberse caliente o fría.
Asegúrate de que tapas bien la tetera o la taza, ya que las propiedades medicinales de la mayoría de las plantas se evaporan rápidamente por efecto del calor.
En la tabla siguiente se indican de forma no exhaustiva algunos remedios medicinales que pueden utilizarse para paliar los trastornos del embarazo.
Sean cuales sean las plantas, debes respetar atentamente las cantidades que se deben utilizar, así como la posología, puesto que una simple infusión puede provocar efectos secundarios si la dosis que se utiliza es incorrecta.

Fitoterapia durante el embarazo

Náuseas matinales Planta: Manzanilla romana (Chamomilla recutita) Remedio y posología: Hacer una infusión en un recipiente cerrado. Beber cantidades pequeñas durante el día (no más de 5 tazas).
Planta: Hinojo (Foeniculum vulgare) Remedio y posología: Beber una infusión con 1/2 cucharilla de semillas.
Estreñimiento Planta: Semillas de zaragatona (Plantago), semillas de lino (Linum usitatissimum) Remedio y posología: Verter 1 o 2 cucharillas de cada una de estas semillas en un vaso grande de agua o dejarlas macerar durante una noche en agua fría antes de tomarlo.
Migrañas y tensión nerviosa Planta: Tila (Tilia) Remedio y posología: Beber 3 o 4 tazas de infusión al día.
Estrías Planta: Aloe (Aloe vera), aceite de oliva (Olea europaea) Remedio y posología: Aplicar gel de aloe o frotar la piel con aceite de oliva 1 o 2 veces al día.
Dificultad para dormir Planta: Manzanilla romana (Chamomilla recutita), tila (Tilia), lavanda (Lavandula angustifolia), pasiflora (Passiflora incarnata) Remedio y posología: Estas plantas aparecen por orden creciente de eficacia. Hay que empezar por la más suave: la manzanilla alemana; a falta de resultados concluyentes, pasar a la planta siguiente. Antes de irse a dormir, hay que tomar una infusión preparada con 1 o 2 cucharillas por cada taza de agua.

¡Atención, peligro!

Se desaconseja por completo consumir las plantas siguientes durante el embarazo, ya que son peligrosas: -caulófilo (Calophyllum thalictroides) -cúrcuma canadiense (Hydrastis canadensis) -enebro (Juniperus communis) -poleo (Mentha pulegium) -milenrama (Achillea millefolium) -salvia (Salvia officinalis)

Otros contenidos del dosier: Medicinas naturales y embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test