Embarazo y acidez estomacal

El estómago de la futura madre

La acidez estomacal durante el embarazo se produce por dos razones principales.
Primera razón: la progesterona. Esta hormona relaja los músculos del aparato digestivo. Esta hipotonía llega a su máximo el tercer trimestre del embarazo. ¿Resultado? No sólo la digestión es más lenta, sino que la válvula que une el esófago con el estómago pierde su tono, cerrándose en el momento equivocado o no suficientemente, dejando escapar los jugos gástricos.
Segunda razón: el útero. A medida que avanza el embarazo, el útero aumenta de tamaño y ejerce presión sobre el estómago, empujándolo hacia arriba. Esta presión hace que el líquido suba hacia el esófago, causando acidez.

Consejos para limitar las molestias

  • Comienza por adoptar una buena postura. Flexiona las rodillas si te tienes que agacharte para recoger algo.(evita echarte hacia delante y extenderte por completo)
  • Si tienes la necesidad de acostarte, mantén una posición semierguida, ayudándote con almohadas. Puedes elevar la cabecera de la cama unos 15 cm. Acuéstate del lado izquierdo, dado que el esófago penetrará ligeramente en el estómago si te tumbas del lado derecho.
  • Piensa en caminar al aire libre. El ejercicio es bueno para la digestión. Usa ropa suelta para evitar la presión en el abdomen que podría provocar la apertura del esfínter esofágico inferior (la válvula que conecta el estómago con el esófago).

Menús para un buen embarazo

Evita los alimentos grasos, picantes, ácidos, y los que fermentan. Identifica y elimina los que te perjudican. La lista de enemigos del estómago es larga: guisos, quesos, harina, chocolate, vinagre, pepinillos, tomate, repollo, brécol y té, café y refrescos carbonatados. Escoge alimentos densos como plátanos, arroz y yema de huevo y limita los líquidos. "Cuidado con el yogur y el azúcar blanca. Estos alivian en el momento, pero no son particularmente digeribles y acidifican el cuerpo a largo plazo", precisa Francine Chénelot, comadrona.
Utilizado en naturopatía, el regaliz combina un efecto protector sobre la mucosa intestinal y una acción antiinflamatoria. Pruébalo, siempre y cuando no sufras de  presión arterial alta. "También se puede beber infusión de malva blanca que suaviza la mucosa", añade la comadrona.
Divide tus comidas en cinco o seis, comiendo en cada caso porciones más pequeñas. Mastica despacio. Y, sobre todo, espera una hora después del almuerzo para descansar acostada o semisentada.
Si sufres de acidez estomacal frecuente, no dudes en hablar con tu medico.

C. Cointe

TE RECOMENDAMOS:

El reflujo gastroesofágico durante el embarazo

Causas y tratamiento del reflujo en el bebé

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

Otros contenidos del dosier: Molestias del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test