Estoy embarazada, ¿es normal que me sienta tan cansada?

Superado el cansancio del primer trimestre, muchas mujeres recuperan su energía habitual de antes de estar embarazadas. Para otras, en cambio, el resto del embarazo va a seguir siendo igual de agotador. Descubre por qué.

Cansancio en el primer trimestre del embarazo

Durante los tres primeros meses de embarazo, suele ser habitual que las embarazadas sientan una mayor necesidad de dormir. Este fenómeno se debe a unos niveles más altos de progesterona, que tiene un efecto tranquilizante, pero también a los cambios bruscos que sufre el organismo de la futura madre, como destaca la Dra. Bernadette de Gasquet: “Aunque la futura madre no siente inmediatamente los síntomas del embarazo, su volumen sanguíneo aumenta drásticamente desde la concepción, lo que explica que esté más agotada ya que su corazón late más rápido que de costumbre. También es una época de un gran consumo energético, ¡no olvidemos que hacer un bebé requiere lo suyo! Las futuras mamás pueden tener anemia, sufrir pequeñas bajadas de tensión y ligeras subidas de temperatura. El cambio es todavía mayor si tenemos en cuenta que las mujeres suelen ser activas y las hiperactivas por naturaleza suelen sentirse muy angustiadas por ese estado que no es típico en ellas”. La doctora recuerda que todo pasa por algo: “La naturaleza es sabia: el primer trimestre es una época de alto riesgo así que es normal que necesitemos bajar el ritmo”. Ana, de 28 años, dio a luz a su primer hijo hace 14 meses y recuerda: "los 3 primeros meses tuve suerte y me libré de las náuseas ¡pero dormí muchísimo! Menos mal que esa época coincidió con mis vacaciones de verano porque no sé cómo habría hecho para poder seguir trabajando. Tenía tanto sueño que dormía siestas de 3 horas y me acostaba a las ocho”.

Cansancio en el segundo trimestre del embarazo

El segundo trimestre, considerado como la mejor etapa del embarazo, suele ser el de la calma: el aumento de peso, que no suele ser excesivo, aún no afecta al día a día de la embarazada, y los desagradables síntomas del primer trimestre (nauseas, vómitos, cansancio) suelen desaparecer. Sin embargo, dado que la barriga empieza a redondearse, los calambres y el dolor de los ligamentos pueden alterar el sueño. Ana creía que iba a poder aprovechar este trimestre para recuperarse un poco y acumular horas de sueño para el siguiente trimestre, pero se equivocó: “Aunque pude seguir durmiendo boca abajo hasta casi el quinto mes de embarazo, algunas noches me despertaba con un dolor espantoso en el bajo vientre que me impedía volver a dormirme. Una vez incluso fui a urgencias en mitad de la noche de lo insoportable que era, y soy de las que soporta bien el dolor, pero después de una ecografía, un monitoreo y un palpado vaginal, el ginecólogo me dijo que no era grave, que simplemente eran los ligamentos que se habían contraído”. Si este es tu caso, consulta a tu médico o ginecólogo, este sabrá aconsejarte y/o recetarte algo para calmar el dolor si fuera necesario.

Cansancio en el tercer trimestre de embarazo

A partir del séptimo u octavo mes de embarazo no serán tanto las hormonas sino tu imponente barriga la culpable de tu cansancio. “En el último trimestre el bebé se mueve y da pataditas, estamos más incómodas al dormir porque la barriga ocupa demasiado espacio y porque nos levantamos mucho durante la noche para ir al baño. Son muchos los factores que pueden alterar el sueño de la futura mamá”, recuerda el Profesor Lansac. Ana asegura que a partir del octavo mes, sus 7 horas de sueño no eran más que un recuerdo lejano: “Entre los despertares nocturnos para hacer pis cada 2 o 3 horas, el hipo del bebé, la sensación de pesadez y dolor en las piernas, y el no poder dormir boca abajo como siempre, estaba tan agotada la mañana siguiente que no veía el momento de que todo terminase de una vez”.

Para dormir lo mejor posible, prueba a colocar una almohada entre las piernas o debajo de tu barriga para repartir el peso y, sobre todo, procura llevar una buena higiene de vida, comer sano para evitar carencias y oxigenar tu cuerpo y tu mente a diario.

A. F. Gaspar-Lolliot

Fuentes:

- Entrevista con el Prof. Jacques Lansac
- Entrevista con la Dra. Bernadette De Gasquet, médica y autora de “Bien-être et maternité” (Bienestar y maternidad).
- Entrevista con Audrey B.

Otros contenidos del dosier: Molestias del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test