El estreñimiento y los gases intestinales durante el embarazo

Los gases intestinales

Antes del final del primer trimestre, puede que notes tu abdomen hinchado y duro. Aunque de manera excepcional, las causas son sobre todo hormonales. La progesterona reduce el tránsito intestinal haciendo que se hinche el estómago. Los estrógenos, por su parte, son los responsables de que el útero aumente de tamaño favoreciendo la formación de gases. Hacia el séptimo mes de embarazo, la presión que el útero ejerce sobre las asas intestinales puede provocar hinchazón.

Por lo general, los gases suelen ser más frecuentes al final del día y pueden suponer un peligro (mínimo) para el niño si no comes a horas regulares, aunque en la mayoría de los casos no afectan a la salud del bebé. Al contrario, es probable que los ruiditos de tu estómago le relajen.

Aquí tienes algunos remedios para reducir estas manifestaciones intempestivas de tu intestino:

  • Ir al baño con regularidad ya que los gases y las flatulencias suelen deberse a problemas de tránsito intestinal (estreñimiento);
  • Comer menos pero con mayor frecuencia. Es preferible hacer 5 comidas ligeras o 3 comidas ligeras y 2 desayunos al día que 3 comidas copiosas.
  • Comer despacio y masticar bien los alimentos.
  • Evitar hablar con la boca llena para no tragar aire al comer.
  • Evitar aquellos alimentos que pueden producir gases (nabos, maíz, frituras, postres con azúcar, pasteles, caramelos, coliflor, col, legumbres, judías, espárragos, etc.).

El estreñimiento

Muchas mujeres embarazadas se quejan de estreñimiento causado por factores hormonales (de siempre) y físicos. Por una parte, los altos niveles de algunas hormonas segregadas durante el embarazo (especialmente de progesterona) hacen que se relajen los músculos de los intestinos. El resultado es que la evacuación de las heces es más delicada. Por otra parte, el útero, cada vez más voluminoso, ejerce presión sobre los intestinos que tendrán más dificultad para contraerse. Por último, los suplementos de hierro, en caso de carencia, pueden agravar este problema.

Sin embargo, y al contario de lo que piensan la mayoría de las mujeres, el estreñimiento no es ninguna desgracia. Los consejos que te damos a continuación pueden ayudarte a ir al baño con regularidad y a evitar así la aparición de hemorroides:

  • Consumir menos alimentos refinados (arroz blanco, pan blanco, etc.).
  • Comer alimentos ricos en fibra como los cereales de salvado, las frutas y las verduras. Dado que el exceso de fibra puede provocar flatulencias y gases, cada mujer tendrá que encontrar qué alimentos tolera mejor.
  • Beber mucho: preferiblemente agua y zumos de fruta rebajados con agua y leche.
  • Comer ciruelas pasas o beber un vaso de zumo de ciruelas pasas cada mañana.
  • Hacer ejercicio con regularidad para ejercitar los músculos de la pared abdominal mejorando así el tránsito intestinal. 
  • No tomar laxantes de ningún tipo sin receta médica.

En cualquier caso, no dudes en consultar a tu médico.

E. Dufour

TE RECOMENDAMOS:

Incomodidades del embarazo

La anemia durante el embarazo

Hormona del embarazo

Otros contenidos del dosier: Molestias del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test