Conciliar trabajo y embarazo

Seguir trabajando

A diferencia de lo que suele creerse, el riesgo de parto prematuro es menor en las mujeres embarazadas que ejercen una actividad profesional que en las demás.
¿Significa esto que el trabajo tiene un efecto beneficioso en la futura madre? Indirectamente, sí, ya que las mujeres que trabajan suelen estar más informadas y reciben un mejor seguimiento médico. El ejercicio de una profesión no es en sí mismo un factor de riesgo para una mujer embarazada, aunque pueda acabar siéndolo en determinados casos. Siempre que para ti el trabajo no sea una cruz, seguir haciendo lo que te gusta, estar en contacto con tus compañeros de trabajo o con tus clientes y con el mundo exterior son aspectos psicológicos positivos. Así que no te sientas culpable por trabajar. Pese a todo, es mejor tomar algunas precauciones que también son válidas fuera del embarazo.

Los transportes

Sea cual sea el modo de transporte que utilices para ir al trabajo, en la medida de lo posible, intenta limitar el número de desplazamientos que realices a lo largo del día y su duración a una hora como máximo. Si te excedes, corres el riesgo de fatigarte y de tener un parto prematuro. Cuando utilices el transporte público, no tengas reparos en hacer valer tus derechos: una mujer embarazada tiene prioridad a la hora de sentarse, aunque más de uno se resista a ceder el asiento. No corras por los pasillos del metro o para no perder un autobús que arranca sin esperarte. Debes tener cuidado de no tropezar ni resbalar en las escaleras y evitar precipitarte.

La computadora

Hasta el momento, no existe ningún estudio que demuestre que trabajar frente a la computadora sea nocivo para el feto. Sin embargo, el hecho de estar sentada todo el día es perjudicial para tu comodidad. Coloca los pies en un taburete para que las piernas estén en alto, cambia de posición a menudo, haz pausas regulares para andar un poco o realiza ejercicios de estiramiento para la espalda y las piernas. Ten siempre a mano una botella de agua, evita las habitaciones demasiado calientes y no te tapes excesivamente.

Las condiciones de trabajo

Se han observado hasta un 40% de nacimientos prematuros en las mujeres que trabajan en condiciones difíciles (en torno al 20% de la población activa femenina) frente a la media del 6% entre las que trabajan en condiciones adecuadas.

¿Cuándo puedo pedir un cambio en el trabajo?

Las categorías profesionales más afectadas son cuatro: dependientas de comercios, personal médico-social, operarias especializadas y personal del sector de servicios.
Determinadas condiciones de trabajo son consideradas factores de riesgo de parto prematuro, por lo que es necesario evitar:

-Realizar trayectos diarios de más de una hora.
-Permanecer de pie durante más de tres horas.
-Trabajar en un ambiente frío, demasiado seco o demasiado húmedo.
-Estar expuesta a un alto nivel de ruido o a las vibraciones de máquinas.

Si tus condiciones de trabajo se encuentran entre las anteriores, deberás pedir un cambio de puesto. En el caso de que la empresa no quiera tener en cuenta tu estado, habla con tu médico. Si estás de permiso, sigue al pie de la letra sus consejos o los que te dé la comadrona, pues ellos sabrán lo que más te conviene: una simple reducción de la actividad o descansar en cama varias horas al día.

Profesiones de riesgo

Determinadas profesiones constituyen un peligro real para la mujer embarazada y, en particular, para el feto, ya que implican, por ejemplo, la manipulación de productos químicos o la exposición a la radiación. Las enfermeras, las mujeres que trabajan en servicios de radiología o en la industria química también pueden verse afectadas por este tipo de peligros. Si ejerces alguna de estas profesiones, deberás tomar precauciones desde el principio del embarazo y consultar lo antes posible al médico de tu empresa. Los sistemas de protección social de la mayoría de los países suelen prever estas situaciones, por lo que el médico puede intentar que te cambien de puesto de manera temporal.

Otros contenidos del dosier: Precauciones durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test