Durante el embarazo, cuídate

Algunas precauciones

Al comienzo del embarazo es esencial evitar el consumo de cualquier medicamento que no haya sido recetado por un doctor. Su acudes a la consulta de un médico que no te conoce, dile que estás embarazada.
Comer de todo pero en cantidades razonables
Dado el riesgo de contagio de la toxoplasmosis, durante el primer trimestre debes evitar el contacto con los gatos y no comer carne mal cocinada ni ensaladas mal lavadas.
No bebas alcohol y, si fumas, déjalo; si no puedes, intenta al menos no fumar más de cinco cigarrillos diarios.
Haz ejercicio físico (nadar, andar) para mantenerte en forma y reafirmar tu cuerpo.
No te fatigues y evita los viajes largos en coche.
Salvo prohibición de tu médico, no hay motivo para que modifiques tu vida sexual.
Si tienes náuseas y vómitos, calma. Son síntomas normales –a veces invalidantes– que responden a la presencia de las hormonas femeninas del embarazo (sobre todo la progesterona). No hay ningún tratamiento específico para estas manifestaciones, pero sí algunos trucos para mitigarlas:

  • Evita el café, el té, las especias y el alcohol.
  • Descansa. La tranquilidad y la iluminación suave son elementos importantes.
  • Reparte en seis comidas lo que normalmente comes en tres. Esto no significa picar a deshoras.
  • Come de todo y prioriza los alimentos que te gustan.
  • Cuando te sientas asqueada o empalagada, no te fuerces a comer. Si durante algunos días comes menos, no te preocupes: el organismo hará uso de tus reservas.

Si estos consejos no te bastan para sentirte mejor, coméntaselo a tu médico para que te recete algún medicamento –apto para el embarazo– que pueda ayudarte. Si no toleras ni el agua ni los alimentos, es posible que necesites ser hospitalizada durante unos días para hidratarte mediante perfusión. Esto sucede de vez en cuando y no es grave.

Sientes fatiga, irritabilidad y las piernas te pesan más de lo normal

Al igual que las náuseas y los vómitos, estos también son estados normales del embarazo, relacionados igualmente con las hormonas. Como los primeros, éstos son también pasajeros.
Te pesan las piernas:

  • Evita estar mucho tiempo de pie
  • Duerme con las piernas ligeramente en alto. Puedes ponerte un cojín debajo.
  • Los medicamentos veinotónicos (que tonifican las paredes de las venas y han de ser recetados por un médico) pueden ser útiles.

La fatiga es frecuente y transitoria. Tómate el tiempo de descansar sin culpabilizarte. Duerme las horas que necesites de noche y no dudes en echarte siestas. El cansancio se agudizará si tienes anemia. Un estudio de los índices de hemoglobina permitirá a tu médico detectar esta anomalía frecuente y corregirla mediante suplementos de hierro.

Dolor en el bajo vientre

Muchas mujeres sienten dolores en el bajo vientre al comienzo del embarazo. Estos dolores responden a una mezcla de retortijones, picores, espasmos y torsiones diversas. Para descartar la existencia de un problema real es importante acudir al médico; sin embargo, a menudo no existe ninguna causa específica. Estas sensaciones desagradables suelen desaparecer solas.
No tomes medicamentos por tu cuenta para mitigar los síntomas. Sólo el médico sabrá qué antiálgicos y antiespasmódicos recetarte, ya que muchos están contraindicados durante el embarazo.

Sangrado

El sangrado siempre es signo de anomalía y ha de ser motivo de una consulta urgente.
Las futuras mamás con factores Rh negativos (A-, B-, O-, AB-) deben, obligatoriamente, indicar la existencia de cualquier sangrado para que reciban una inyección de gammaglobulinas Anti-D. Esto permitirá evitar, si el bebé es positivo (A+, B+, O+, AB+), que el organismo genere anticuerpos contra los glóbulos rojos del bebé. Hay que saber que el cuello del útero es más frágil durante el embarazo y sangra más fácilmente, sobre todo después de las relaciones sexuales.

Pérdidas blancas

Las pérdidas blancas normales son más abundantes durante el embarazo.
Las mujeres con hongos vaginales verán reaparecer estas secreciones ya que el periodo gestacional favorece las micosis. El tratamiento con cremas y óvulos es eficaz.
Dr. J. Agénor

Otros contenidos del dosier: Precauciones durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test