Las claves para renunciar al tabaco durante el embarazo

Hoy en día, cerca de la mitad de las mujeres de entre 18 y 24 años fuman. Muy a menudo, dejan de fumar entre los 25 y 34 años, pero alrededor del 35% siguen fumando hasta que se quedan embarazadas.

Durante el primer trimestre del embarazo, el índice de mujeres embarazadas que fuman es de un 17% y luego baja hasta un15% en el segundo trimestre para terminar con un 14% en el último. La mitad de los bebés que nacen cada año está o estará a expuesto a los efectos nocivos del tabaco. Por esta razón, hace unos años tuvo lugar en Francia una primera conferencia mundial sobre este tema. El texto de las recomendaciones resultante aborda todas las problemáticas en torno al embarazo y al tabaco, así como un estado de la cuestión y en particular los métodos de ayuda para la desintoxicación del tabaco que pueden sugerirse a una embarazada fumadora o a cualquier fumadora que quiere amamantar.

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar

El tabaquismo materno durante el embarazo con exposición in utero du foetus es un autentico factor de riesgo de embarazos extrauterinos, de abortos espontáneos y de diversas anomalías del desarrollo del embarazo: prematuridad más o menos importante, retraso en el crecimiento intrauterino, hematoma retroplacentario, ruptura prematura de membranas, muerte fetal intrauterina. La mujer embarazada debe dejar de fumar lo antes posible. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para tomar la decisión. A lo largo del embarazo y durante la lactancia, una cura de tabaco produce inmediatamente un efecto beneficioso para el niño y la madre.

La exposición al tabaquismo pasivo durante el embarazo, ya sea que la mujer no fume o haya dejado de fumar a causa del embarazo, deberá evitarse sistemáticamente (en casa, en el trabajo, etc.). Una exposición a los elementos constitutivos del humo de tabaco comporta riesgos para el feto y para el desarrollo del embarazo.

La ayuda psicológica, verdaderamente útil

De cada 100 mujeres embarazadas que fuman en la época de su primera consulta prenatal, 10 dejan de fumar simplemente por consejo médico. Gracias al intenso seguimiento de un médico tabacólogo, otras 6 o 7 mujeres dejan de fumar durante el embarazo. Respecto a dejar de fumar, los enfoques psicológicos y/o comportamentales de ayuda y acompañamiento han probado su eficacia.
“En materia de desintoxicación del tabaco en la mujer embarazada o en periodo de lactancia, se comienza por aconsejar un enfoque de este tipo. Contribuye a ayudar a la mujer a deshacerse de sus hábitos de fumadora: el cigarrillo después de la comida o el que acompaña el café, el cigarrillo de relax o el que ayuda a luchar contra el estrés”, explica el Dr. G. Mathern, tabacólogo y miembro del jurado de la conferencia.

Los sustitutos nicotínicos adaptados al embarazo y a la lactancia

Hay parches, pastillas, chicles, inhaladores que están autorizados durante el embarazo a pesar de lo que muchas mujeres embarazadas o profesionales de salud piensan aún hoy en día. La opinión de los expertos es unánime, como lo confirma el Dr. G. Mathern, tabacólogo: “No hay ninguna contraindicación a los sustitutos nicotínicos durante el embarazo.” Al fumar, se absorben 4.000 sustancias nocivas, entre las cuales hay unas 100 que son altamente tóxicas para el feto, como el monóxido de carbono, el polonio 210 (radiactivo), el cadmio o los metales pesados presentes en el tabaco.
“La sustitución nicotínica permite aportar una sola sustancia, la nicotina, bajo una forma no agresiva, contra los 4000 que se fuman. Es pues un beneficio real para la mujer embarazada y el niño que va a nacer”. Por el contrario, el bupropión, más conocido por su nombre comercial de Zyban ®, sigue estando contraindicado en este periodo. En definitiva, aunque el dejar de fumar provoca síntomas de depresión o ansiedad, la mujer embarazada o en etapa de lactancia debe “beneficiarse con un tratamiento psicológico y/o farmacológico adecuado para su estado”.

Y luego

Dos años después del nacimiento del niño, el índice de tabaquismo materno aumenta a alrededor del 20,5%. Sin embargo, incluso después del nacimiento, el lactante no está exento de los peligros del tabaquismo pasivo. El tabaco es un factor de riesgo de muerte súbita del lactante, no hay que olvidarlo.

G. Trabacchi

Otros contenidos del dosier: Precauciones durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test