Las casas de partos: una opción natural al servicio de la libertad de la mujer

¿Por qué surgen las casas de partos?

La vuelta al parto natural se produce en Estados Unidos en los años 1970 y se extiende a Europa como reacción a la fuerte medicalización de los partos en los años 60.  El movimiento aboga por la libertad de dar a luz en un lugar elegido por la mujer, en la posición que ella prefiera y sin medicación.

Diferentes estudios aseguran que la relación entre las mujeres y las personas que se ocupan del parto tiene una influencia imporante en el desarrollo del mismo. Entre las ventajas del parto natural, destaca el trato individualizado y cargado de afecto, cuyo beneficio puede verse reflejado en un trabajo de parto más natural y positivo para la mujer.

Las casas de parto tratan de reproducir un ambiente tranquilo, apoyado en la premisa de que toda mujer sabe parir sin más artificio que la ayuda de un profesional que le guíe en la tarea. 

Las casas de partos en el mundo

En Europa, los Países Bajos figuran a la cabeza en número de casas de partos.  Hasta el punto de que el 30% de las mujeres deciden traer al mundo a sus hijos en uno de estos establecimientos. La Seguridad Social se hace cargo de todos los gastos ocasionados.

En Gran Bretaña esta libertad es sagrada. Allí la mujer elige el lugar donde quiere parir: en un hospital, en una clínica dirigida por una matrona o en su domicilio.

En Canadá, donde la profesión de matrona había prácticamente desaparecido, el gobierno ha tenido que revisar esta figura por el aumento de la demanda y se han establecido una veintena de casa de partos.

Dar a luz en casa también es una práctica habitual en países como Suecia, Alemania y Austria, donde la Seguridad Social cubre la mayor parte de la atención.

La seguridad de este tipo de centros y su relación con una mayor mortalidad perinatal está siempre en el punto de mira. Los resultados de diferentes estudios no ayudan a clarificar este aspecto ya que ofrecen resultados contradictorios.  Un estudio realizado por la Universidad de Oxford revela que la mortalidad perinatal no es más alta en las casa de partos que en el hospital. Sin embargo, el estudio Peristat II, publicado por la UE en 2010, reveló que Holanda registra una de las mayores tasas de mortalidad perinatal de la UE (10 de cada 1.000 bebés fallecidos).

España: una opción posible sin reembolso de la Seguridad Social

Aproximadamente uno de cada seiscientos partos en España se produce en el domicilio, lo que ejemplifica una baja implantación de este tipo de nacimientos, cuyos gastos no están cubiertos por la Seguridad Social.

A la cabeza de los “nacimientos domiciliados” se sitúa Cataluña, donde tienen lugar uno de cada tres del total nacional. Puesto que no existe un registro de partos domiciliarios en España, las cifras del INE englobarían los que se producen en casa por circunstancias naturales, así como los que se planean fuera del hospital.

A pesar de las cifras, España cuenta con diferentes casa de partos privadas, un término contradictorio según explican desde la Asociación El Parto es Nuestro, que considera que debería sustituírse por el inglés "free standing birth centers". La razón es que el el anglicismo deja claro que “han de ser centros independientes, no conectados físicamente con el hospital”. En cualquier caso, tienen que situarse cerca de un hospital por si se produjeran complicaciones durante el parto.

En Cataluña existen varias centros que respetan los principios del parto natural como: Migjorn y Aura Naixement.

En ámbito público, el Hospital de Manises ha inaugurado en junio de 2014 la primera casa de partos integrada en la red pública de hospitales. Se ha inspirado del modelo inglés, pues recrea un ambiente cálido, decorado con flores, donde el equipamento médico está camuflado entre el mobiliario. Desde el Hospital preveen que utilicen este área unas 150 mujeres al año y lo harán con total libertad de movimiento, gracias a un sistema de monitorización inalámbrica, así como a la instalación de sillas de parto y lazadas en el techo que faciliten las posturas. 

¿Cuándo puede programarse un parto fuera del hospital?

La Comisión de comadronas del COIB (Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona) ha realizado y publicado una guía consensuada de criterios de actuación en el parto domiciliario. Entre ellos destacan:

- Tener entre 25 y 35 años

- Embarazo de bajo riesgo

- El bebé no debe venir de nalgas

- El parto debe ser entre la semana 37 y la 42

- Se deben seguir estrictamente los análisis y las ecografías de control

La opinion favorable de la OMS

La Organización Mundial de la Salud ve con buenos ojos el desarrollo de las casas de partos y asegura en una declaración del año 1985 que toda mujer debe ser informada de los distintos métodos de atención al parto, con el fin de que pueda elegir el tipo de parto que prefiera; esto incluye la posibilidad de dar a luz en su domicilio si no hay contraindicaciones para ello. Para que pueda ser llevado a buen término, el organismo recomienda que se establezcan sistemas de actuación en caso de complicaciones, puesto las intervenciones en el bebé en este contexto requieren de una rápida actuación. 

 

Fuentes:

- "The Birthplace cohort study: key findings", National Perinatal Epidemiology Unit (NPEU). 

- Mapa del parto en España

Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal, Ministerio de Salud

- Europeristat

Otros contenidos del dosier: Primeros cuidados

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test