¿Niño o niña? La respuesta en la décima semana

Atrás han quedado los días en que la pareja esperaba ansiosamente para saber el sexo de su hijo en el momento del parto o con la ecografía de la semana 20. Para los impacientes, la firma estadounidense IntelliGender desarrolló en 2006 una prueba de orina que permite averiguar el sexo del bebé con solo diez semanas.de gestación. La facilidad de su uso combinada con un muy bajo costo le ha proporcionado un gran éxito en una veintena de países en todo el mundo. En España se puede comprar en tiendas en línea (1-2) por aproximadamente 40 euros.

En casa, en la décima semana, en 10 minutos

Desde hace varios años, varias compañías están tratando de crear pruebas de predicción del sexo de bebé suficientemente simples y precisas para satisfacer la constante demanda de los padres deseosos de saber cuanto antes el sexo del bebé. Hasta ahora las complicaciones de pruebas similares (tomar muestras de sangre enviarlas al fabricante, su alto costo y la demora de varias semanas para obtener los resultados) desanimaban a los futuros padres.

Con esta nueva prueba de orina se puede predecir el sexo del bebé en casa y a partir de la decima semana de embarazo con una fiabilidad superior al 87%, según informa su fabricante.

Cómo se hace

El principio es simple: está basado en las hormonas presentes en la orina.de las mujeres embarazadas Una vez recogida la muestra de 20ml de orina, esta se introduce por medio de una jeringa en el recipiente con los reactivos (todo lo necesario viene en la caja).

Las hormonas de la orina hacen reaccionar los componentes químicos. Al cabo de 10 minutos, el líquido cambiará de color. Si vira al naranja, se trata de una niña y si lo hace al verde, es un niño.

Para obtener resultados más precisos hay que recoger la primera orina de la mañana y abstenerse de mantener relaciones sexuales 48 horas antes de la prueba. El test no sirve para predecir el sexo en caso de embarazo múltiple de bebés de diferente sexo.

Fiable en más del 87 % de los casos, según estudios independientes

En la compañía recomiendan "no pintar el cuarto de rosa o de azul" hasta que la madre no confirme con su ginecólogo si está embarazada de un niño o de una niña, puesto que el test no predice al 100%. (3). “Aconsejamos a nuestros clientes que no tomen ningún paso financiero o emocional hasta que no confirmen los resultados a través de una ecografía”, señala el fabricante. (3). Según estudios independientes provistos por la compañía (4), las pruebas realizadas en México por una compañía farmacéutica independiente entre 2008 y 2009 reflejaron una fiabilidad de 87.6% cuando el test se hacía con la primera orina de la mañana.

Este estudio fue requerido.por el Ministerio de Salud de México para dar la autorización de importación y comercialización. En esas mismas fechas otro estudio realizado en Australia determinó que el porcentaje de fiabilidad era del 89.55%. Este estudio fue necesario para que el test pudiera venderse en Australia.

Para algunos este test plantea una cuestión delicada: que esta predicción tan temprana y no cien por cien fiable pudiera llevar a la decisión de interrumpir el embarazo en caso de que sexo del bebé no fuera el deseado. En Francia, donde el marco legal del diagnóstico prenatal es muy estricto --se limita a la investigación de las enfermedades genéticas transmisibles y debe realizarse en laboratorios autorizados--la venta del test IntelliGender está prohibida. Las mujeres francesas pueden comprarlo en la tienda en línea del fabricante estadounidense. La Agencia de biomedicina francesa precisa que "no es jurídicamente posible investigar el sexo del feto salvo sospecha de enfermedades genéticas. Todo diagnóstico prenatal no puede tener otro propósito que la búsqueda de un trastorno genético y las formas de prevenirlo y tratarlo"

Riesgos éticos

Aunque para la mayoría de las parejas esta prueba les ayudará en la búsqueda del nombre o en la elección del color del cuarto o del ajuar, algunos expertos temen posibles abusos. Incluso si la selección del sexo del bebé no está dentro de las costumbres occidentales (como es el caso de China e India, donde los niños están sobrevalorados en comparación con las niñas), existe la preocupación de que pudieran comenzar a aumentar las demandas de interrupción del embarazo como consecuencia de saber tan tempranamente el sexo del feto.

L. Top

Fuentes:
1. Veafarma
2. Leaderfama
3. Antena 3
4. IntelliGender

Otros contenidos del dosier: Pruebas durante el embarazo

Comentarios

Artículos destacados

El suelo pélvico tras el parto
El suelo pélvico tras el parto

El embarazo y el parto tienen efectos sobre la musculatura del suelo pélvico. Aunque lo ideal sería que todas las mujeres...

Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
Bebé: mitos sobre el chupete
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test