Embarazo: los exámenes del primer mes

Las consultas médicas

Puedes pedir una cita con tu ginecólogo para la primera consulta. Salvo en caso de un problema en particular, basta una única consulta para el primer trimestre. La primera ecografía debe realizarse entre la semana 11 y 13 a contar desde el comienzo de la última regla (o lo que es lo mismo, a las 9-11 semanas de desarrollo del bebé) y permitirá comprobar la localización intrauterina del embarazo así como la vitalidad del embrión.

Esta consulta incluye un interrogatorio médico detallado, un examen clínico general y un examen ginecológico.

Tu médico registrará tu peso y tu tensión arterial. Te pedirá también un análisis de sangre que incluya:

  • Grupo sanguíneo completo (grupo RH y control de aglutininas irregulares)
  • Numeración de la fórmula sanguínea completa (con índice de hemoglobina y plaquetas)
  • Control de enfermedades infecciosas (toxoplasmosis, rubeola, sífilis, HIV, hepatitis B y C)
  • Control de azúcar y de albúmina en la orina

Durante esta primera consulta, el médico calculará tu fecha de parto. Para poder efectuar este cálculo, te pedirá que le indiques el primer día de tu última regla, ya que el comienzo del embarazo se sitúa a esta fecha, más que a la fecha de ovulación. Como la ovulación tiene lugar, en general, alrededor del día 14 del ciclo (14 días después del comienzo de la regla), la fecundación y el comienzo del desarrollo del bebé intervienen pues dos semanas después del comienzo de la última regla. Si el médico lo considera necesario, pueden realizarse otros exámenes.

Vida cotidiana

A un mes de embarazo, el modo de vida no cambia. Debes evitar imperativamente toda ingesta de medicamentos sin prescripción pues durante este periodo el embrión es particularmente receptivo a las sustancias químicas. Si te sientes cansada o con nauseas, tu médico podrá ayudarte con ciertos medicamentos que no comportan riesgo para el embrión.

Puedes comer de todo en cantidades razonables. Las futuras madres no inmunizadas contra la toxoplasmosis deben tener cuidado con la carne cruda o poco hecha y las frutas y verduras mal lavadas. Evita las bebidas alcohólicas y si fumas, intenta reducir al mínimo el consumo. Salvo opinión contraria del ginecólogo, puedes continuar teniendo una vida sexual idéntica a la que llevabas antes de quedarte embarazada.

Durante el segundo mes, la evolución se acelera prodigiosamente y tu bebé tomará características humanas propias.

Dr. J. Agénor

Otros contenidos del dosier: Seguimiento médico mes a mes

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test