Celioscopia

Una celioscopia se efectúa de este modo:

Se distiende la cavidad abdominal insuflando gas carbónico en su interior. Acto seguido, se introduce un endoscopio mediante una pequeña incisión practicada bajo el ombligo. El endoscopio permite que, con incisiones mínimas (de 5 a 12 mm), realizadas en general por encima del pubis, el cirujano pueda visualizar los órganos internos y operarlos, si fuera necesario.
La laparoscopia pélvica permite reducir las secuelas operatorias, ya que el enfermo se recupera más rápidamente. Evita las complicaciones infecciosas o de fragilidad en la pared abdominal y disminuye asimismo el riesgo de fusión de los tejidos (adherencias). Además, este tipo de intervención tiene un buen resultado estético, dado que las cicatrices que deja son muy pequeñas.

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Pérdida de un bebé: cómo superarlo
Pérdida de un bebé: cómo superarlo

Una de las experiencias, sin duda, más traumática, dolorosa y estresante que podemos experimentar, reside en el hecho de...

Bebé: mitos sobre el chupete
Cómo controlar el estrés del parto
El padre tras un aborto espontáneo
Básicos para tu bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test