Fiebre

Para ser precisos, la medición de la temperatura del cuerpo debe medirse con un termómetro introducido en el recto, y no bajo la axila o en la boca. La fiebre no es una enfermedad en sí, sino el síntoma de una afección. Por ello, es preciso encontrar la causa.
En las mujeres embarazadas, en primer lugar se busca una infección urinaria o una listeriosis, dos afecciones susceptibles de tener consecuencias graves en el embarazo, pero que pueden combatirse con antibióticos.
Por otra parte, la fiebre puede tener repercusiones en el feto si persiste o es muy alta. En particular, puede provocar una taquicardia en el feto y aumenta el riesgo de un aborto espontáneo y de prematuridad. Por lo tanto, se aconseja a las mujeres embarazadas que, en caso de tener fiebre, consulten al médico o, por lo menos, se informen. Sólo un especialista sabrá evaluar el grado de urgencia y adoptar las medidas necesarias.

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Pérdida de un bebé: cómo superarlo
Pérdida de un bebé: cómo superarlo

Una de las experiencias, sin duda, más traumática, dolorosa y estresante que podemos experimentar, reside en el hecho de...

Bebé: mitos sobre el chupete
Cómo controlar el estrés del parto
El padre tras un aborto espontáneo
Básicos para tu bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test