Incubadora

Este aparato es como una gran caja transparente de Plexiglas. Permite mantener constante la temperatura del bebé y controlarle. El aire se calienta según las necesidades del neonato (en general, a unos 30 ºC) y se humidifica; la temperatura corporal del bebé se mide por una sonda térmica aplicada sobre su piel.
Si el bebé es prematuro, es trasladado a la incubadora, ya que su fragilidad le expone a las infecciones. Su respiración y su digestión, además de la regulación de su temperatura, aún no están del todo en condiciones de funcionar. Por consiguiente, es necesario oxigenarle mediante ventilación, alimentarle por perfusión y, en ocasiones, si presenta ictericia, proyectar sobre él luz azul mediante fototerapia (a fin de producir una degradación química de la bilirrubina).

Prematuridad

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Pérdida de un bebé: cómo superarlo
Pérdida de un bebé: cómo superarlo

Una de las experiencias, sin duda, más traumática, dolorosa y estresante que podemos experimentar, reside en el hecho de...

Bebé: mitos sobre el chupete
Cómo controlar el estrés del parto
El padre tras un aborto espontáneo
Básicos para tu bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test