Sinequias uterinas

Las sinequias uterinas se producen tras una abrasión de la mucosa del útero, producida a causa de un traumatismo (consecuencia de una interrupción del embarazo por raspado, por ejemplo) o de una infección (tuberculosis genital). Un antecedente de sinequias puede causar, durante el embarazo, un desprendimiento o una inserción anormal de la placenta (placenta previa o placenta accreta).
Esta anomalía se diagnostica por radiografía del útero. El tratamiento es quirúrgico y se realiza por histeroscopia (intervención bajo anestesia consistente en introducir un sistema óptico provisto de instrumentos operatorios en la cavidad uterina por el cuello del útero).

Otros contenidos del dosier: Enciclopedia del embarazo

Comentarios

Artículos destacados

Pérdida de un bebé: cómo superarlo
Pérdida de un bebé: cómo superarlo

Una de las experiencias, sin duda, más traumática, dolorosa y estresante que podemos experimentar, reside en el hecho de...

Bebé: mitos sobre el chupete
Cómo controlar el estrés del parto
El padre tras un aborto espontáneo
Básicos para tu bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test