La siembra vaginal en el recién nacido por cesárea: ¿qué beneficios y riesgos conlleva?

¿Qué es la siembra vaginal en el recién nacido?

La siembra vaginal, también conocida como microparto, es una práctica bastante novedosa que tiene como objetivo poner al bebé recién nacido por cesárea en contacto con las bacterias del canal vaginal para reducir el riesgo de desarrollar algunas enfermedades. Para realizar esta técnica, se toma una muestra de los fluidos de la madre y se aplican sobre la piel, los ojos y la boca del bebé.  

La práctica se inició en Australia hace años y poco a poco ganó popularidad en Inglaterra, pero el debate en torno a sus pros y sus contras está de actualidad en todo el mundo.

Beneficios del microparto

A raíz de algunas investigaciones, hace unos años se llegó a la conclusión de que los bebés que nacen por cesárea tienen un microbioma (conjunto de microorganismos dentro del cuerpo) diferente al de los que nacen por la vía natural del parto. Esto es debido a que no se ven expuestos a las bacterias del canal de la vulva. Las diferencias en la microbiota se asocian con un mayor riesgo de desarrollo de obesidad, ciertas alergias, asma y enfermedades intestinales.

Así pues, con la siembra vaginal, una práctica que cada vez cuenta con más adeptos, se intenta aportar una posible solución a los problemas que pueden llegar a tener los nacidos por cesárea debido a sus diferencias en la microbiota y protegerlos de un mayor riesgo de sufrir trastornos inmunes y metabólicos.

Por lo tanto, el objetivo principal del microparto es que el bebé entre en contacto con las bacterias presentes en el canal de la vagina para aumentar algunas bacterias intestinales y reducir el riesgo de estas y otras enfermedades.

Riesgos de la siembra vaginal

A pesar de la popularidad de la siembra vaginal en los últimos tiempos, esta práctica cuenta con muchos detractores, entre ellos, médicos, que confirman que, lejos de ser beneficiosa, puede provocar complicaciones al recién nacido.

Y es que en la actualidad se conocen ciertos riesgos potenciales acerca de este método. Uno de los principales peligros es la transmisión de bacterias dañinas, como los estreptococos del grupo B, la clamidia, la gonorrea o el virus del herpes simple, que pueden causar infecciones realmente peligrosas.

Así lo han demostrado un grupo de científicos en el International Journal of Obstetrics and Gynaecology,que aseguran que no hay pruebas que sugieran que la siembra vaginal es beneficiosa, por lo que concluyen que esta práctica debería ser desalentada. Asimismo, aconsejan optar por otras prácticas como la lactancia materna ya que aseguran que ésta sí que tiene un efecto poderoso en el desarrollo del microbioma intestinal del bebé.

Otros contenidos del dosier: Cesárea

Comentarios

Artículos destacados

Dormitorios infantiles de estilo marinero
Dormitorios infantiles de estilo marinero

¿Buscas ideas de decoración marinera para el cuarto de tus niños? Déjate guiar de la mano de dos expertos en la materia...

Aprende a lavar los genitales de tu bebe
El bebé no quiere el biberón
Cómo saber si tú bebé es zurdo
Cómo escoger el cochecito del bebé
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test