Cuando se acerca el gran día

El papá intenta tranquilizarte, pero al final se «estresa» tanto como tú, y tus amigas te cuentan sus «experiencias» más o menos positivas... No hagas caso de todo lo que te dicen.

Prepárate

Durante el noveno mes, el parto puede presentarse en cualquier momento de forma imprevista. Reduce los desplazamientos y no te alejes mucho de casa. ¡Adiós a las escapadas de fin de semana! Tu bolso y el del bebé tienen que estar preparados, sus cositas y su habitación esperan tanto como tú la llegada del principal interesado. 

Aprende a tranquilizarte

Ya sabes en qué hospital vas a dar a luz. Grande o pequeño, público o privado, según tu decisión o tus posibilidades. En general, no queda lejos del domicilio. Así que, deja de estresarte, no corres peligro de dar a luz en el coche.

Ya has ido a consulta, así que el lugar te resulta familiar y  puedes proyectarte fácilmente.

Aunque no conozcas a la matrona, el ginecólogo ya te lo ha explicado todo. Y los equipos se componen de profesionales. Has asistido a las clases de preparto y ya conoces los pequeños detalles que pueden surgir...

Números de teléfono útiles

No puedes dejar de pensar en que tu marido estará reunido cuando vayas a dar a luz. Aunque es muy poco probable, hazte una lista con los pasos a seguir.

Apunta el número de urgencias. En su momento, podrás llamar para describirles la frecuencia de las contracciones, explicar si has roto aguas o no... y así calcular el momento ideal para salir de casa.

Apúntate también en el recordatorio los datos de dos o tres familiares o amigos que puedan hacer de conductor ese día. En caso de urgencia, también puedes llamar a una ambulancia. El personal está preparado para tratar ese tipo de casos.

Si nadie responde, siempre te queda la opción de llamar a un taxi. No es necesario que el taxista sepa que estás a punto de dar a luz, simplemente indícale dónde quieres que te lleve.

Por último, si ya tienes niños, cuenta con que tendrás que llamar a alguien (abuelos, amigos, vecinos, etc.) en cualquier momento para que se ocupen de ellos.

Si, pese a todo, sigues estando un poco nerviosa, piensa que ¡es completamente normal y que todo va a salir bien!

C. Allix

Otros contenidos del dosier: Llega el día D

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test