Parto respetado o parto humanizado, ¿en qué consiste?

¿Sabes qué es un parto respetado?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en la atención al parto no se realicen ciertas prácticas médicas de forma rutinaria o innecesaria, como las cesáreas, y que se atienda a la mujer de forma individualizada y de acuerdo con las necesidades individuales de cada parto, todo esto engloba lo que se conoce como parto respetado o parto humanizado.

Recomendaciones para un parto respetado

  1. Siempre que la salud de la mujer lo permita, los médicos deben promover el parto vaginal, aunque en otro embarazo, el niño haya nacido por cesárea.
  2. Evitar realizar la episiotomía que consiste en realizar un corte en la zona comprendida entre el ano y los genitales para facilitar la salida del bebé, inducir el parto, romper antes de tiempo las membranas, llevar a cabo maniobras que interfieran con el esfuerzo natural de pujar, así como la exploración manual del útero después del parto.

Gracias al parto respetado toda mujer embarazada, cuya salud lo permita, puede:

  • Decidir el lugar del nacimiento en caso de ser un parto normal y sin complicaciones. Actualmente es posible recibir atención de calidad en el hogar, clínicas y hospitales.
  • Aceptar o no que le realicen una lavativa intestinal y el rasurado del vello púbico antes del parto.
  • Solicitar que le den algo de comer o beber durante el trabajo de parto.
  • Aceptar o no el uso de analgésicos o anestésicos.
  • Contar o no con una persona que la acompañe en todo momento o bien una partera.
  • Moverse libremente durante el trabajo de parto (caminar, ponerse en cuclillas, etc.)
  • Elegir la postura que desee adoptar durante el periodo expulsivo, que no necesariamente sea acostada. Hay quienes incluso prefieren estar de pie.

Todos estos beneficios permiten a la mujer estar consciente en todo momento del nacimiento de su hijo y participar activamente del mismo.

El parto respetado también contempla otros derechos después del nacimiento, entre ellos, el que los médicos esperen a que el cordón umbilical del bebé deje de latir antes de cortarlo, permitir el contacto piel a piel con el pequeño, siempre que la salud de ambos lo permita y la posibilidad de ponerlo al pecho.

Por lo tanto el parto respetado implica que todas las decisiones y procedimientos sean para el bien de la mujer que va a parir y valida sus deseos y necesidades particulares con lo que tanto ella como el bebé se benefician.

 

FUENTES:

Atención Humanizada al parto. Comisión de derechos humanos del Distrito Federal, Parto Libre México y Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE)

Sabatino, H. (1992). Parto humanizado: formas alternativas. Editora da Unicamp.

ALONSO, C., & GERARD, T. (2009). El parto humanizado como herramienta para la prevención de la mortalidad materna y la mejora de la salud materno-infantil. LA MUERTE MATERNA, 95.

Otros contenidos del dosier: Parto y nacimiento

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test