Mamá primeriza: ¿es normal que se retrase el parto?

Normalmente, el parto ocurre cuando la edad gestacional es de entre 37 y 42 semanas de embarazo y, aunque no sea una regla, está comprobado que, de media, el primer hijo se retrasa a la hora de nacer. Lo mejor es que añadas alguna semana a la fecha de término para evitar frustraciones inútiles. No olvides que para tu cuerpo también es la primera vez y la fecha del parto no deja de ser estimada. Saber con exactitud cuándo nacerá tu bebé es complicado.

¿Cuándo nacerá el bebé?

Probablemente es una de las primeras preguntas que se hacen cuando se anuncia el embarazo. Y es ahí cuando la propia madre empieza a calcular los tiempos y a intentar visualizar un momento, un entorno, una condición climática donde enmarcar el instante en el que pasará de estar embarazada a tener un bebé en brazos.

Lo primero a tener en cuenta es que la fecha probable de parto es, como su nombre indica, probable, y que equivale a un espacio de tiempo muy amplio: el periodo en el que se considera que el bebé ha nacido “a término”, es decir en el momento justo, dura exactamente un mes: quince días antes y quince días después de la fecha estimada.

Pero ¿cómo se calcula la fecha (probable) de parto, y cuánto dura el embarazo? Dado que es complicado definir el momento de la concepción con exactitud, por acuerdo internacional se ha decidido basar la fecha del embarazo en un parámetro más exacto: el primer día de la última menstruación.

Cómo calcular la fecha de parto

En cualquier caso, la datación se establece durante la primera ecografía (semana 10/12). En ella, la medición de algunos parámetros fetales nos permite confirmar si el día calculado en base a la última menstruación se corresponde con el desarrollo fetal alcanzado.

En algunos casos, cuando estos dos factores no coinciden, se le dará una nueva fecha al embarazo y, a partir de ese momento, se simulará que la última menstruación tuvo lugar unos días antes o después, de manera que la edad gestacional sea acorde con el desarrollo del feto. Esta fecha servirá de referencia para los demás controles efectuados durante el embarazo y para calcular la fecha del parto. En aquellos casos en los que se desconozca la fecha de inicio de la última menstruación o la madre haya estado tomando la píldora anticonceptiva, el resultado de la ecografía será aún más clave para la datación.

Si lo deseas, tú misma puedes calcular tu fecha probable de parto con nuestra calculadora de fecha de parto.

Causas del retraso del parto

Las estadísticas confirman que las madres primerizas tienen más probabilidades de que el parto se retrase, es decir, que tenga lugar después de la semana cuarenta de embarazo. Esto es debido a que, al no haber dado nunca a luz, el cuello del útero necesita unos días más de gestación para prepararse para el parto.

Sin embargo, si tu parto se retrasa, ya seas madre primeriza o no, quizás sea por una de estas razones:

  • Un error de cálculo: como decíamos, a veces saber cuándo nacerá tu bebé no es fácil. La fecha de concepción se suele calcular añadiendo catorce días al primer día de tu última menstruación. Así es como el médico calculará tu fecha de parto. Sin embargo, este cálculo es válido únicamente para mujeres con un ciclo regular de 28 días. Si tu ovulación se había adelantado o atrasado, el cálculo de la fecha de la concepción y, por consiguiente, del parto, serán erróneos.   
  • Un retraso fisiológico: es el que puede darse si el feto madura más lentamente que la media o si la nidación del óvulo fecundado en el útero se retrasa.
  • Cambios hormonales: a veces, las hormonas femeninas sufren variaciones imprevistas que pueden dificultar el cálculo de la fecha de embarazo y de parto. Sería el caso cuando la concepción se produce poco después de dejar de tomar la píldora anticonceptiva, durante la cuarentena, o después de un aborto espontáneo.
  • La forma del cuello del útero: si tu cuello uterino es muy alargado, quizás tarde más en acortarse y prepararse para el parto.
  • El consumo de ciertos medicamentos puede retrasar la aparición de las contracciones y, por tanto, el comienzo del parto. Algunos de los fármacos que pueden retrasar la fecha del parto son los AINE (Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroideos), utilizados para tratar el dolor, la inflamación y la fiebre, como el ibuprofeno o el ácido acetil-salicílico.

Pruebas médicas si tu embarazo a llegado a término

Con el fin de prevenir riesgos y de ser capaces de identificar a tiempo posibles signos de sufrimiento fetal, cuando el embarazo se prolonga más allá de las 40 semanas, la gestante será sometida a controles periódicos para determinar su bienestar y el del bebé, hasta programar la inducción al parto si en una determinada fecha aún no ha ocurrido nada.

Si el embarazo transcurre con normalidad y no existen factores de riesgo identificados previamente, se programa una consulta cuando se cumplen las 38 y 40 semanas (en función de la organización interna del hospital) para realizar dos tipos de pruebas:

  • la monitorización cardiotocográfica, que sirve para controlar la actividad cardíaca del feto; 
  • la ecografía, a través de la cual se comprueban los movimientos fetales (indicados con la sigla MF) y, sobre todo, se mide el índice de líquido amniótico (ILA), que en condiciones fisiológicas debe estar entre los 5 y los 20 centímetros.

Si todos los parámetros están dentro de la norma, se fija una nueva cita con algunos días de distancia y se sigue con controles cada 3-4 días; si el trabajo de parto no ocurre de manera espontánea, tras la semana 41 y 42 serás ingresada y se te provocará el parto.

G. Mannino

Otros contenidos del dosier: Parto y nacimiento

Comentarios

Artículos destacados

Las complicaciones en el parto
Las complicaciones en el parto

Tener un parto difícil, con un trabajo de parto prolongado y que requiera la intervención médica es uno de los mayores...

¿Por qué el primer parto se suele retrasar?
Afrontar una cesárea programada
Azul serenity para la habitación del bebé
Habitaciones infantiles en tonos pastel
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test